Diputación ultima la transferencia de 34 millones a los ayuntamientos procedentes de la liquidación de 2017

El responsable del área de Servicios Económicos de Diputación, Jesús Solís, intervino ayer en El Bosque en una jornada convocada por el Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria para su personal técnico y directivo. En este foro se analizó el comportamiento del año 2017 además de plantear las expectativas del ejercicio en vigor.

Jesús Solís felicitó a una plantilla artífice de un resultado muy positivo y que ha redundado en beneficios para todos los ayuntamientos que encomiendan la gestión de sus tributos a Diputación. El año 2017 se cerró con una recaudación de 426 millones de euros, un registro nunca alcanzado que supera los datos de 2016 en 36 millones de euros y los de 2015 en 80 millones de euros.

Esta gestión de Diputación ha superado las estimaciones de ingresos que se habían contemplado para los ayuntamientos. De hecho, en este mes de marzo se han ultimado las transferencias a las haciendas municipales por una cuantía total de 34 millones de euros: esa es la diferencia entre lo que se había estimado recaudar y los ingresos efectivamente obtenidos.

Dos causas, en opinión del diputado de Servicios Económicos, han motivado esta recuperación: la normalización de los cobros en ejecutiva -que ya se evidenció en el año 2016- "y sobre todo las campañas de difusión y concienciación" que han permitido divulgar instrumentos como los planes personalizados de pago. Los contribuyentes que optan por este medio pueden resolver sus obligaciones fiscales en un plazo de hasta 10 meses sin intereses ni recargos. En el año 2017 se constituyeron más de 18.500 planes personalizados, que suponen un incremento del 60% en relación a 2015.

En el encuentro, celebrado en el hotel Las Truchas de la red pública Tugasa, Solís anticipó que entre los objetivos de 2018 se plantea fortalecer la sede electrónica de Recaudación para mejorar la asistencia a la ciudadanía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios