arcos

La Diputación pondrá medio millón para el acceso al puente de Angorrilla

  • La lluvia provocó en 2013 el deslizamiento desde la ladera que sube a la Gallarda

La presidenta Irene García, el alcalde Isidoro Gambín y la diputada arcense Ana Carrera, durante la reunión. La presidenta Irene García, el alcalde Isidoro Gambín y la diputada arcense Ana Carrera, durante la reunión.

La presidenta Irene García, el alcalde Isidoro Gambín y la diputada arcense Ana Carrera, durante la reunión. / ramón aguilar

Ela presidenta de Diputación, Irene García, ha confirmado al alcalde de Arcos, Isidoro Gambín, la aportación de una subvención nominativa -cercana al medio millón de euros- que permitirá financiar las obras para estabilizar el acceso al puente de Angorrilla. Los términos de esta cooperación se regularán en un convenio. Isidoro Gambín ya trasladó a Irene García la necesidad de esta asistencia en mayo de 2016; en menos de un año Diputación ya ha concretado el proyecto de ejecución -redactado por personal del área de Desarrollo, Innovación y Cooperación Local- y ha comprometido su cobertura económica.

El área de actuación se localiza en la calle Angorrilla en su confluencia con el vial de acceso a la urbanización La Gallarda y próxima al puente que comunica con el Barrio Bajo de Arcos y que también enlaza con la carretera hacia El Bosque. A finales de marzo de 2013 se produjo, tras unas intensas precipitaciones, un deslizamiento desde la ladera que sube hacia La Gallarda. El incidente ocasionó el hundimiento de un tramo de 65 metros de acerado y la rotura de una canalización de desagüe. El Ayuntamiento afrontó unas obras de emergencia con la instalación de un muro de escollera, planteadas como una solución provisional. Con la intervención que ahora se plantea se pretende resolver la estabilidad del conjunto y la reconstrucción de la calle que comunica con La Gallarda. La solución comprende la instalación de una pantalla de micropilotes en la zona superior del vial de acceso a dicha urbanización, así como un muro de escollera -en este caso empotrado parcialmente, a diferencia del instalado en 2013- en la parte inferior. Los nuevos medios propiciarán que el tránsito de los peatones hacia el Barrio Bajo se afronte en condiciones de seguridad ya que la acera quedará expedita, evitando que los viandantes se vean obligados a caminar por la calzada. El proyecto incluye firme , nueva señalización horizontal y balizamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios