Medallas del Día de la Provincia

Raíces y alas para lograr un futuro mejor

  • Irene García llama a "engrandecer" la provincia de Cádiz "entre todos" en la entrega de los galardones que anualmente concede la Diputación

Imágenes de la entrega de la Medallas de la provincia Imágenes de la entrega de la Medallas de la provincia

Imágenes de la entrega de la Medallas de la provincia / Jesús Marín

Comentarios 2

"Sólo dos legados duraderos podemos dejar a nuestros hijos: uno, raíces; otro, alas". La presidenta de la Diputación Provincial de Cádiz, Irene García, acudió ayer a una cita de un periodista norteamericano, Hodding Carter, para señalar la que ella cree que es la tarea que deben acometer las gentes de esta tierra: "Engrandecer esta provincia entre todos. Consolidando vuestro legado y desplegando las alas. Cimentando para construir". Y eso, anotó, con raíces "para no perder nuestra referencia" y alas "para proyectar nuestro futuro", o bien teniendo muy claro el punto de partida para volar hacia la meta.

Irene García se dirigía a los galardonados de este año con las Medallas de la Provincia, reunidos todos en el Palacio Provincial, en el acto de entrega de los premios, en un homenaje al que asistieron representantes de diferentes instituciones, entre ellos el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, y el alcalde de Cádiz, José María González.

"Cierto es que nos enfrentamos a dificultades; nadie dijo que era fácil", advirtió la presidenta de la Diputación. "Pero tenemos las reglas del juego que nos dimos a partir del consenso. Tenemos el talento. Y el talante. El compromiso de los gaditanos y las gaditanas con nuestro presente y con un futuro que tiene que ser necesariamente mejor".

Tras la entrega de las medallas, habló en nombre de los premiados María Luis Escribano, presidenta de la Federación Provincial de Organizaciones de Personas con Discapacidad Intelectual, Parálisis Cerebral y Autismo de Cádiz (Feproami). "Cada uno de los galardonados", dijo, "es el escaparate en positivo de una provincia trabajadora y solidaria, de una provincia con muchas ganas de emprender proyectos empresariales, de ofrecer sus manos solidarias a los más necesitados y de apostar por el deporte y la cultura musical".

Cádiz es "tierra que respira libertad y que se levanta cada día con la esperanza puesta en un futuro mejor", señaló Escribano. "Prueba de ello", afirmó, "es el trabajo y el esfuerzo que hacen cada día la inmensa mayoría de los gaditanos", en quienes ella considera que recae un deber: "Seguir proyectando que la provincia de Cádiz, con sus luces y sombras, es una tierra repleta de hombres y mujeres que apuestan por la prosperidad desde el trabajo bien hecho".

La portavoz de los galardonados dedicó unas palabras a cada uno de ellos. A los diez ejemplos, dijo, de una provincia "trabajadora, incansable y solidaria".

De Isabel Rodríguez Martos, presidenta de la Coordinadora Despierta, destacó que siempre apuesta por la ciudadanía. "Madre de los pañuelos verdes, junto con Micaela, pionera de la lucha contra el narcotráfico. Tú aún sigues en ese sinvivir continuo por mejorar la calidad de vida de nuestros jóvenes campogibraltareños". Al roteño Antonio Marcos, Escribano lo definió como un empresario "con visión de futuro, emprendedor, que cree en sus empleados y en lo que han supuesto para lograr su sueño, constante y prudente". "Sus logros son el fruto del trabajo de cada día".

Sobre Feproami, que ella preside, explicó que fue un día de 1987 cuando echó a andar. "Un grupo reducido formado por Luis Benvenuty, Francisco Ramírez, desgraciadamente ya fallecido, José Manuel Porras y yo entendimos que en nuestra provincia gaditana, tan solidaria y abierta, si queríamos avanzar para alcanzar cotas de calidad para las personas con discapacidad intelectual y sus familias, era necesario caminar juntos y unidos. Soñamos con una gran familia y un proyecto común. Es muy extenso decir lo que hemos conseguido pero aún nos faltan retos para alcanzar y en ello estamos, gracias a las 21 asociaciones que confían en nuestra federación".

La secretaria provincial de CCOO, Lola Rodríguez, y el secretario provincial de la UGT, Francisco Andreu, recogieron las medallas a ambas organizaciones sindicales. "Son dos sindicatos", comentó Escribano, "a los que une el sentir por luchar y mantener y avanzar en los derechos de los trabajadores. Es un buen momento para agradeceros vuestros esfuerzos. Y deciros que no cejéis en la lucha, que hoy más que nunca debemos soñar juntos".

A África Saiz, deportista con numerosos éxitos, le agradeció su "esfuerzo y coraje" en el deporte femenino. "Has sido un ejemplo y has abierto camino a las mujeres de tu generación. Sigue enseñándoles también el valor de tu sacrificio y trabajo del día a día".

A José Manuel Sánchez, presidente de la Bodega Cooperativa Virgen de Palomares, le agradeció Escribano, en nombre de todos los gaditanos, sus "maravillosos" vinos. "Ya es difícil mantener el espíritu cooperativista y además en una provincia de espíritu individualista. Esto sólo son capaces de hacerlo los vecinos de Trebujena, solidarios y esforzados, creando lazos de cooperación entre todos".

Angelita Gómez, bailaora, de Jerez, recogió otra de las medallas. "Hoy se consideraría una niña prodigio que luchó en la calle y tuvo la suerte de encontrarse con una profesora que la ayudó en su formación. Angelita representa el triunfo de personas humildes de su tierra jerezana del talento y del esfuerzo de aprender cada día".

Mercedes Colunga representó ayer, como presidenta, a la Federación de Mujeres de la Sierra de Cádiz. "¿Cómo se podía soñar que más de 2.000 mujeres del ámbito rural, unidas y con sede en su bonito pueblo de Zahara de la Sierra lucharan cada día por dignificar y dar sentido a la vida de ellas en el ámbito rural? Lo hacen a través de múltiples actividades y hacen posible alzar sus voces por la igualdad para que se oigan en toda la zona rural gaditana".

También de la Sierra de Cádiz, Rafael Piña, ganadero de Villaluenga, de 85 años, acudió ayer a recoger su Medalla de la Provincia. Es un hombre, dijo Escribano, "de padres y abuelos ganaderos que han hecho posible que la Sierra gaditana sea conocida por la calidad de sus quesos. Ha sabido adaptarse a los avances del sector y es hoy maestro de generaciones venideras".

El décimo ejemplo es Francisco Acosta, docente del Centro de Adultos de La Barca de la Florida. Representa a un colectivo que desde 1983 imparte clases a personas que de manera voluntaria y consciente han decidido darle un nuevo sentido a su vida. A un profesorado que "guía los sueños de estudiantes de 18 a 120 años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios