Detenido un joven chiclanero como presunto asesino de Dolores Amaya

  • El supuesto autor, J. M. J. y menor de 30 años, fue arrestado ayer por agentes de la Guardia Civil y hoy podría pasar a disposición judicial · Antes de la colchonería, tambien robó en una tienda de surf

Comentarios 111

La Guardia Civil detuvo ayer por la tarde al primer sospechoso del asesinato de Dolores Amaya, la joven conileña de 25 años que falleció el pasado 14 de febrero en el atraco a la colchonería La casa de los sueños. El presunto autor del crimen es J. M. J., un joven vecino de Chiclana de entre 25 y 30 años, pero el dato clave que ha conducido la investigación hasta él es que es el mismo responsable del asalto que se produjo horas antes, en torno a las 18 horas, a una tienda de ropa y artículos de surf en la calle Jesús Nazareno, número 20 de la misma localidad.

El detenido fue trasladado ayer por la tarde al Cuartel de la Guardia Civil, donde prestó declaración. El arresto se produjo después de un registro en su domicilio, en el que se encontraron pistas que apuntaban a su implicación en la muerte de Dolores, según fuentes del caso, que también señalaron que J. M. J. llegó a reconocer ser el autor del crimen durante el interrogatorio realizado en las dependencias de la Benemérita. El sospechoso pasó la noche en los calabozos y, de confirmarse su implicación en el asesinato, hoy podría pasar a disposición judicial.

Ésta es la primera detención que se produce tras la muerte de la joven hace diez días. En este tiempo, tanto el Cuerpo de Policía Judicial de la Guardia Civil como Policía Nacional han volcado sus esfuerzos en este caso, según afirmaron esta semana el subdelegado del Gobierno, Sebastián Saucedo, y el propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien aseguró que "se está echando el resto" en las pesquisas, en las que los responsables gaditanos han tenido el apoyo de la Unidad Central de la Benemérita en Madrid.

Loli Amaya, como se la conocía en su círculo personal, falleció tras recibir una sola puñalada que resultó fatal porque le entró por debajo de la axila y le alcanzó directamente el corazón, lo que provocó que falleciera en pocos minutos. Los hechos sucedieron en el número 2 de la calle Cuesta del Matadero, donde se encuentra la colchonería. La joven, que residía en Chiclana, se disponía a cerrar cuando el atracador entró en establecimiento. Los servicios sanitarios de emergencia recibieron el aviso a las 21:03 horas, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida porque la muerte fue prácticamente instantánea.

La joven, nacida en 1982, era conocida en la localidad por su relación familiar con uno de los máximos responsables de Protección Civil en Chiclana, lo que motivó que hubiera una amplia presencia de efectivos de este cuerpo en el lugar del suceso, donde también se dieron cita numerosas unidades de la Guardia Civil y la Policía Local, además de la Policía Judicial, que llevó a cabo una minuciosa inspección tanto de la zona donde se encontraba el cadáver de la joven como del interior del comercio y del entorno urbano más próximo.

Después de practicarle la autopsia, donde se confirmó la dramática causa de la muerte, Dolores Amaya fue enterrada dos días después, el sábado, 16 de febrero. El sepelio se celebró en la iglesia de Santa Catalina de Conil, frente al Ayuntamiento, y contó con una multitud de asistentes, entre allegados, vecinos y amigos que se agolparon a las puertas del templo para dar el último adiós a la joven de tan sólo 25 años.

Ésta fue la segunda muestra de apoyo popular que recibió la familia. La primera tuvo lugar un días antes, el viernes, cuando las dos localidades golpeadas por el suceso, Chiclana y Conil, se paralizaron al mediodía para exigir justicia con la joven fallecida y reclamar un rápido esclarecimiento del asesinato.

Además, la repercusión del atraco fue mayor porque coincidió con varios asaltos no sólo en el municipio chiclanero, sino también en Puerto Real y San Fernando, aunque las Fuerzas de Seguridad han descartado que haya conexión alguna entre ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios