Demasiadas heridas sin cerrar

  • 'Susanistas' y 'pedristas' se citan para el congreso provincial del PSOE de otoño más enfrentados aún tras el congreso federal

Castro, Román, Pizarro, Verdier, Ana Lorenzo y otros dirigentes socialistas, el viernes en la estación de Atocha. Castro, Román, Pizarro, Verdier, Ana Lorenzo y otros dirigentes socialistas, el viernes en la estación de Atocha.

Castro, Román, Pizarro, Verdier, Ana Lorenzo y otros dirigentes socialistas, el viernes en la estación de Atocha. / d.c.

Comentarios 1

Quienes albergaban el deseo de que el congreso federal del PSOE del pasado fin de semana podía posibilitar una tregua más o menos sincera en las filas socialistas de la provincia, se equivocaban de lleno. Nada más lejos de la realidad. El cónclave de Madrid que ha vuelto a aupar a Pedro Sánchez a la secretaría general del partido no ha hecho sino abrir aún más unas heridas internas que están lejos de cicatrizar, según las valoraciones que, en privado, eso sí, hacen los susanistas y los pedristas de la provincia.

Y la principal consecuencia de este enfrentamiento abierto estará en el congreso provincial del próximo otoño -en septiembre u octubre- en el que todos dan por hecho que habrá una candidatura alternativa impulsada por el sector pedrista que plantará cara a la actual dirección provincial que encabeza Irene García.

"Después de este congreso ya se sabe quién manda en el partido, por si había dudas, y sobre todo ya se sabe también quiénes son los socialistas que no saben perder, los que se creen los mejores y después dan la espantada cuando no logran lo que quieren". En las filas del pedrismo no caben dentro de sí. Han copado todos los puestos de la ejecutiva federal, del comité federal y del comité de garantías, han visto cómo su líder, a la vista de experiencias pasadas, no ha querido dar pie a la más mínima integración y ahora están dispuestos a seguir ganando terreno, incluso en ese territoriocomanche que es para ellos Andalucía. Ya saben que no les da tiempo a plantear una alternativa a Susana Díaz para el congreso regional de julio, pero sí lo harán para el provincial de otoño.

Ahora sólo falta saber quién va a ser el candidato de los pedristas a secretario provincial en Cádiz. Sin descartar aún al alcalde de Chiclana, José María Román, tras lo sucedido en Madrid el mejor situado parece ser el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Cádiz, Fran González, sobre todo a la vista de que Ana Lorenzo ha quedado fuera de cualquier cargo orgánico, quizás como consecuencia de su episodio okupa en San Fernando.

Pero los susanistas no quieren ceder más terreno en esta tierra y ya han tocado a rebato para los cónclaves regional y provincial que vienen. Y tienen ganas de revancha después de lo vivido en Madrid. "Sabíamos a lo que íbamos. Habíamos perdido las primarias y teníamos que pasar el trance de que nos pusieran la cara colorada. Pero lo que no nos esperábamos era tanta humillación. Han ido a pisotearnos". Y critican el rodillo de Pedro Sánchez y ponen como ejemplo que un militante de peso como Luis Pizarro hayan quedado fuera del comité federal por primera vez en 30 años.

El sector del PSOE que hoy manda en Andalucía y en la provincia ha iniciado ya el contraataque. Y lo ha hecho tirando de mofa hacia los tres pedristas gaditanos que han accedido a cargos federales. Porque no son pocos los susanistas que al hablar del nuevo PSOE han recordado ya la clara derrota electoral en las municipales de Cádiz de 2015 de Fran González (nuevo miembro del comité federal del PSOE) y también la edad (en torno a los 70 años) y las tres décadas que han estado en cargos públicos tanto en el caso de María Jesús Castro como de Rafael Román. La primera ha entrado como miembro de la ejecutiva federal de Pedro Sánchez, donde dirigirá el área del Mayor, y el segundo integrará el comité de garantías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios