Defensa modifica el perímetro de seguridad de la zona de San Carlos

  • El Ayuntamiento espera que la nueva delimitación desbloquee el desarrollo urbanístico de La Casería y permita continuar con la construcción de más de 300 viviendas afectadas por la línea de seguridad

Defensa ha modificado el perímetro de seguridad militar de la población naval de San Carlos, una medida con la que se espera desbloquear el desarrollo urbanístico pendiente en la Casería y que permitirá continuar con la construcción de las cuatro torres de pisos de 17 plantas que se levantarán en las proximidades de la playa.

La orden por la que el Ministerio modifica la zona de seguridad militar para todas las instalaciones de la Armada que se encuentran situadas en la histórica población de San Carlos fue publicada el pasado martes en el Boletín Ofical del Estado (BOE) y ayer en el Boletín Oficial de Defensa (BOD), según informó la agencia de noticias Efe.

Defensa alude en la orden que suscribe la ministra, Carme Chacón, "al crecimiento urbano de la ciudad de San Fernando, que hace necesario a suprimir la zona de seguridad vigente y señalar una nueva para estas instalaciones militares".

La medida, del mismo modo, se justifica ante la necesidad de "preservar estas instalaciones de cualquier obra o actividad que pudiera afectarlas para asegurar la actuación eficaz de los medios de que dispone así como el aislamiento conveniente para garantizar su seguridad".

La nueva delimitación del perímetro de seguridad permitirá probablemente continuar con el desarrollo urbanístico del sector I de la Casería Norte, conocido por impulsar las polémicas torres de 17 plantas en las proximidades de la playa.

Lo cierto es que de las siete edificaciones previstas inicialmente sólo tres se han puesto en marcha y, de hecho, se encuentran prácticamente acabadas. Las cuatro restantes torres -así como un importante grupo de viviendas unifamiliares- quedaron paralizadas hace tres años precisamente por encontrarse afectadas por la línea de seguridad militar y carecer de la correspondiente autorización del Ministerio de Defensa.

Un problema que ha llevado a que tan sólo un cincuenta por ciento de las viviendas previstas en el sector I de la Casería -un total de 618- haya podido ser clevantado o esté ahora en construcción.

De ahí la importancia de esta nueva delimitación del perímetro de seguridad militar de San Carlos que el Ayuntamiento ha estado negociando con el Ministerio de Defensa durante años para desbloquear el importante desarrollo urbano previsto en la zona.

Con todo, el Gobierno municipal se mostró prudente y, aunque valoró la orden que modifica la línea de seguridad militar de la población de San Carlos, no quiso profundizar en la noticia al no conocer aún con exactitud los nuevos límites del perímetro.

El alcalde, Manuel de Bernardo, explicó que durante los últimos meses se ha estado negociando con el Ministerio una nueva delimitación que conciliara el desarrollo urbano de la ciudad con los intereses de la Defensa y que no perjudicara a las históricas instalaciones de la Armada que allí se encuentran situadas.

"Llevamos bastante tiempo trabajando con Defensa en este asunto, buscando soluciones para continuar con las edificaciones en altura y con la construcción de las viviendas previstas en la zona -afirmó- pero debemos actuar con prudencia y estudiar antes el documento para conocer con exactitud los límites de la nueva línea de seguridad militar establecida por el Ministerio".

Lo que se desconoce es si estas modificaciones de la línea de seguridad militar permitirán también desbloquear el desarrollo residencial previsto en los suelos de la desaparecida Fábrica de San Carlos (FSC), justo al lado de La Casería, donde se prevén también 869 viviendas y una importante actividad comercial. El primer Plan Especial de Reforma Interior que se redactó desde la Gerencia Municipal de Urbanismo fue rechazado por el Ministerio de Defensa por vulnerar también el perímetro de seguridad militar, lo que bloqueó su desarrollo. Ahora se ha elaborado una nueva ordenación -que ha prescindido de la predominancia de las torres previstas inicialmente, según el modelo de La Casería- que recoge las recomendaciones de Defensa en materia de seguridad y que se espera que permita sacar adelante por fin esta actuación.

50%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios