Decretada nula una inspección de Hacienda a un empresario

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Cádiz ha dado la razón a un empresario que recibió la visita de una inspección de la Agencia Tributaria -con autorización judicial previa para la entrada- y ha decretado nulas las actuaciones realizadas por la Inspección de Hacienda, en concreto el volcado de datos informáticos en la sede de la empresa, estableciendo además la obligación de devolver dichos datos al empresario.

La Administración Tributaria realizó una visita a la sede social de una empresa de la provincia de Cádiz, dentro de un procedimiento inspector, habiendo obtenido previamente autorización judicial de entrada y estando presente el representante de la sociedad. Se procedió a intervenir los equipos informáticos, tras las indicaciones recibidas de los representantes de la Administración Tributaria.

Tras la actuación del bufete  gaditano Alfonso Jiménez Abogados, el juzgado aprobó inicialmente la adopción de medidas cautelares, impidiendo a la Inspección el poder examinar los datos tomados de los ordenadores durante el transcurso del procedimiento. Posteriormente, en el proceso principal, "se ha logrado obtener el dictado de una sentencia por la que se anula la actuación de la Agencia Tributaria por haberse excedido en sus atribuciones", explica el bufete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios