el bosque

El Consistorio tiene que devolver 712.000 euros por el campo de fútbol

  • El PP espera que la Justicia siga investigando para depurar responsabilidades y el ex alcalde Antonio Ramírez defiende su gestión

Un cartel anunciaba en 2007 la construcción del campo de fútbol. Un cartel anunciaba en 2007 la construcción del campo de fútbol.

Un cartel anunciaba en 2007 la construcción del campo de fútbol. / ramón aguilar

El Ayuntamiento de El Bosque deberá devolver una subvención de 712.000 euros a la Junta de Andalucía por la construcción del actual campo de fútbol. La administración autonómica "ve insuficiente" la documentación aportada en su día para la justificación del proyecto, según dice la alcaldesa Pilar García (PSOE), que recuerda que el Consistorio ha presentado un contencioso sobre esta decisión.

La Junta ha requerido el pago del principal de la subvención, unos 412.500 euros, más los intereses y el recargo de apremio de 111.000 euros. Las subvenciones se aprobaron en 2006 y 2011 cuando gobernaba el municipio el ex alcalde socialista Antonio Ramírez.

La Junta de Andalucía reclama la cantidad por la falta de justificación de la obra

Este tema ha generado polémica durante los sucesivos gobiernos municipales. En este sentido, el PP de El Bosque vio en su día irregularidades en el procedimiento seguido para la adjudicación de las distintas fases de la obra. "Ahora queda que la Justicia continúe con la investigación de los supuestos responsables que ya inició años atrás. Recordemos que la Fiscalía de Jerez vio indicios de delito penal en la construcción del campo de fútbol de El Bosque, señalando el fiscal un delito continuado de prevaricación por parte del ex alcalde socialista, Antonio Ramírez, y el ex concejal de obras, Diego Ardila, como autoridades responsables", dicen los populares bosqueños. Y añaden que "en palabras de la Fiscalía, se fraccionó una de las fases de la construcción del campo de fútbol para eludir el correspondiente procedimiento de adjudicación de las obras".

Así, el PP habla del escrito que emitió en su día el fiscal en el que dijo que el ex alcalde Antonio Ramírez "acordó dicho fraccionamiento con el fin de evitar controles más rígidos propios de un contrato mayor, en el que es necesario un pliego de prescripciones administrativas particulares, un pliego de prescripciones técnicas, la solicitud de al menos tres ofertas para poder comparar precios (...). Es evidente que en este caso se fraccionó el contrato de obra con la finalidad de disminuir la cuantía del mismo y eludir así los requisitos de publicidad y demás relativos al procedimiento negociado".

Antonio Ramírez defendió ayer su gestión sobre estas obras. Dijo que "el fraccionamiento del proyecto en hasta siete fases y su ejecución a lo largo de seis años se debió a que la financiación del mismo fue igualmente fraccionada a lo largo de seis años". Y añadió que "difícilmente se puede interpretar que ese fraccionamiento se hiciera para evitar la concurrencia de empresas en la licitación, cuando cada una de las siete fases en que hubo que dividir el proyecto se licitaron con la debida publicidad y de conformidad con los procedimientos establecidos por la propia Secretaría-Intervención del Ayuntamiento".

El ex alcalde afirmó que "el pronunciamiento hace tres años de la Fiscalía de valorar que había indicios de prevaricación se debió a que la documentación enviada por la ex alcaldesa Inmaculada Gil (PP) era incompleta y en la misma no constaba la documentación a la que hago referencia". Finalmente, Ramírez apostilló que "es de poca vergüenza política hablar sobre un reintegro y callar la existencia de otro por otra obra realizada por el gobierno del PP-PA, en la escuela infantil, para la que les dieron una subvención de 80.000 euros, invirtieron la mitad y justificaron la obra con facturas duplicadas con igual concepto".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios