Comes recibió de la Junta en 2006 más de 343.000 euros para medidas de seguridad

  • La Patronal andaluza del transporte condena los actos vandálicos durante la huelga

La Dirección General de Transportes de la Junta de Andalucía concedió en 2006 a Transportes Generales Comes, como concesionaria del servicio de viajeros del que es titular la administración autonómica, una subvención de 343.020 euros (más de 57 millones de pesetas) para la implantación de imagen común y medidas de seguridad y equipamientos en sus vehículos.

Se trata de la tercera ayuda más cuantiosa de las recibidas por las empresas concesionarias del servicio público, después de las dos obtenidas por Transportes Alsina Graells Sur con el mismo fin, de 569.465 y 247.300 euros. La concesión de estas ayudas fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el pasado 31 de enero, un día antes de que arrancase el primero de los cinco días de huelga convocados por los sindicatos representados en el comité de empresa (CGT, CCOO y UGT) en protesta por el bloqueo de las negociaciones del convenio colectivo.

Después de los tres primeros días de huelga, la representación de los trabajadores volvió a denunciar la actitud "cerrada al diálogo" de la compañía y reiteró que su principal reivindicación es el fin de las "jornadas laborales maratonianas de 12 y hasta 14 horas diarias, por motivos de seguridad para conductores y usuarios". Precisamente el desencuentro absoluto en materia de regulación de jornada es lo que hizo inviable el jueves 31 de enero un pacto de mínimos que diera pie a la desconvocatoria de la huelga, pese a la mediación permanente del delegado de la Consejería de Empleo de la Junta en Cádiz.

Las próximas jornadas de protesta están previstas para los próximos sábado 9 y domingo 10 de febrero.

"Concidiendo con los paros convocados por los representantes de los trabajadores en ejercicio del derecho de huelga, se han producido graves daños en algunos vehículos de Comes y de otras empresas ajenas al conflicto", recuerda a través de un comunicado la Federación Andaluza Empresarial de Transporte en Autobús (Fandabús).

En el mismo escrito, Fandabús ha condenado enérgicamente estos hechos, "que están originando graves perjuicios a los viajeros y a las empresas". La Patronal del transporte de viajeros en la comunidad autónoma asegura que "con estas actitudes y comportamientos vandálicos, desgraciadamente reiterados en situaciones de conflicto en este sector, se está lesionando el derecho de los ciudadanos a la movilidad que garantiza la Constitución, ya que muchos servicios mínimos de obligada prestación y que tienen carácter de esenciales, no han podido efectuarse".

Fandabús entiende que la negociación colectiva debe situarse "en el marco de los acuerdos nacionales suscritos entre organizaciones empresariales y las centrales sindicales para evitar la conflictividad en las relaciones laborales y al objeto, asimismo, de que la moderación salarial presida la negociación colectiva en su ámbito de aplicación respectivo".

El comité de empresa también condenó ayer los actos vandálicos registrados durante la huelga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios