Comes desconvoca los paros y la Junta constata voluntad para negociar

  • Habrá reuniones continuadas en el Sercla con el día 31 como fecha límite

El conflicto que mantienen los trabajadores de Transportes Generales Comes y la dirección de la empresa dio ayer un primer paso en positivo, al anunciar el comité de empresa que se suspenden los paros de seis horas (tres por la mañana y tres por la tarde) que estaban previstos para mañana viernes. Esa fue una de las medidas alcanzadas en la sede del Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) en la capital gaditana, con presencia de ambas partes y la mediación del delegado provincial de Empleo, Juan Bouza.

Precisamente, el representante de la administración autonómica se mostró ayer satisfecho porque "se ha constatado la voluntad para negociar por ambas partes". Y es que, la otra gran novedad del encuentro de ayer fue la decisión de abrir una mesa de negociación continuada, con fecha límite el próximo día 31 de enero. De hecho, para hoy jueves está prevista una nueva cita en las oficinas del Sercla en Cádiz.

Bouza agradeció a los trabajadores y a la empresa su postura de ayer porque, según dijo, "había necesidad de abrir un espacio para la negociación de un problema en la que ambas partes están muy alejadas; además, como Junta de Andalucía, nuestra responsabilidad son los ciudadanos que son los que sufren la huelga, y perseguimos que las relaciones laborales sean lo más normales posible".

En este sentido, Bouza señaló que tanto comité de empresa como la dirección de Comes "han constatado su disposición para negociar". Explicó que "supondrá llegar a un acuerdo que sea beneficioso para los trabajadores y rentable para la empresa".

Por su parte, el responsable de Salud Laboral en el comité de empresa, Francisco Ortiz (CGT), explicó que el proceso de mediación se prolongará entre las once de la mañana de hoy y las cinco de la tarde del día 31. Puntualizó que dejarán la próxima jornada de huelga sin efecto "siempre que los mediadores garanticen que la empresa se sentará a negociar, los ocho días si es preciso". A su juicio, con esto demuestran que los trabajadores tienen "desde un principio" la "voluntad de dialogar para solucionar el conflicto" y así atienden al requerimiento de "responsabilidad" realizado por la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios