Colectivos antidroga y guardias civiles corrigen al ministro

  • Nexos llama a Rubalcaba a no caer en la autocomplacencia sobre la lucha contra el narcotráfico y la AUGC dice que no conoce con detalle la situación en Cádiz

La valoración de superada eficacia que de la lucha contra el narcotráfico en la provincia de Cádiz hizo el fin de semana pasado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, provocó ayer la pronta respuesta de los colectivos antidroga y de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Rubalcaba dijo que el departamento que encabeza está muy atento a la lucha contra el narcotráfico, que está tomando medidas y potenciando unidades policiales. Hasta ahí de acuerdo. Pero también afirmó el ministro que "paramos muchas veces, casi siempre" la droga que entra. Y ahí es donde activistas antidroga y agentes del Instituto armado discrepan.

"Reconocemos que durante la pasada legislatura hubo avances importantes en la lucha contra el narcotráfico y que cada vez se trabaja mejor, pero no coincidimos con el ministro en su valoración", dijo ayer a este periódico Francisco Mena, presidente de la Federación provincial de coordinadoras antidroga Nexos. A partir de datos de Vigilancia Aduanera, la red cifra en torno al 15% el porcentaje de hachís que se incauta en territorio gaditano respecto al que consigue llegar a su destino. Y en el mejor de los casos, no superaría el 25%. "Ante estos datos, no podemos caer en la autocomplacencia", añadió Mena.

"Hay una realidad incuestionable. Se calcula que Marruecos produce unas 4.000 toneladas anuales de cannabis y, obviamente, buena parte de ellas transitan a Europa a través de las costas españolas", explicó el presidente de Nexos.

El incremento de la demanda, el rejuvenecimiento de los consumidores, la aceptación social del uso, abuso y comercio de esta droga y la laxitud de las leyes alientan -según Francisco Mena- a no bajar la guardia y a incrementar aún más los esfuerzos preventivos.

"El cannabis es la sustancia adictiva que más jóvenes y adolescentes está llevando a tratamientos de deshabituación en comunidades terapéuticas. Mientras, no deja de bajar la edad de inicio en el consumo de esta droga, que estaba entre los 15 y los 17 años a principios de esta década y hoy se sitúa entre los 11 y los 13. Y cada vez se detectan más ciudadanos de otros países europeos que forman parte de organizaciones internacionales que se sienten casi impunes en un país donde las penas por tráfico de hachís se reducen a la mitad que en su entorno, pese a que se estén solicitando las máximas condenas".

Por su parte, Juan Antonio Delgado, secretario nacional de Comunicación de la AUGC, dijo que las declaraciones del ministro demuestran que "no conoce con detalle lo que pasa en esta provincia en torno al tráfico y al consumo de hachís, que crecen de manera alarmante". Delgado reconoció que en los últimos años se han potenciado los medios disponibles, con dos fiscales antidroga, dos Grupos de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado y más agentes a pie de playa, pero reclamó más unidades de investigación y coordinación entre Guardia Civil y Policía Nacional. Respecto a las dos nuevas patrulleras del Servicio Marítimo que presentó el ministro, Delgado aclaró que no se añaden a la flota sino que sustituyen a una destinada a las Canarias y otra que acabó en el desgüace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios