Cientos de personas acompañan a la Virgen de Lourdes hasta Las Canteras

  • El parque vive una jornada llena de actos con la peregrinación de la Patrona

La Asociación de Nuestra Señora de Lourdes celebró ayer una nueva edición de su tradicional peregrinación de la patrona a su gruta ubicada en el parque de Las Canteras. Una cita, que llega este año a su 98 edición y a la que no faltaron varios cientos de puertorrealeños que mostraron su devoción y fidelidad mariana participando en los diferentes actos programados para dicha jornada.

Los actos comenzaron sobre las ocho de la mañana desde la parroquia de San Sebastián, desde donde se llevó a cabo el traslado la imagen peregrina de la Virgen de Lourdes, que también cuenta con una pequeña figura en actitud de oración de Santa Bernabé, conocida popularmente como 'Bernardita'. Algo que se hizo en unas nuevas parihuelas hechas de cuadraditos con los bordes de madera de pino barnizada, sobre las que descansaban las caídas. Para la ocasión, contaba con un exorno floral, obra de Luciano Rodríguez, compuesta por margaritas lilas, claveles blancos y gerberas de color salmón. Para portar la misma, se contó con un total de 10 hermanos cargadores de la propia asociación, con Miguel Mangano como capataz.

Más de medio millar de personas acompañaron a la patrona, llevando a cabo el rezo del Rosario de la Aurora, en el trayecto que le condujo a su gruta de Las Canteras. Una vez allí, sobre las nueve y cuarto, se degustó un desayuno ofrecido por el colectivo organizador, compuesto por café y pastas. Posteriormente, se dispusieron grupos de oración al tiempo que se abrió un solemne besapié. Una de las novedades de la presente peregrinación fue la oración del Vía Lucis, que precedió a la eucaristía oficiada conjuntamente por los sacerdotes de Puerto Real y donde se quedaron insuficientes las 200 sillas instaladas. En la eucaristía participaron todas las parroquias y consejos pastorales del municipio.

Una vez concluidos los cultos, se dio paso a la convivencia en la que tomaron parte diversos grupos, entre los que se encontraban representaciones de diferentes hermandades y cofradías . Para tomar fuerzas, los asistentes pudieron disfrutar de un servicio de barra, así como la degustación de garbanzos con langostinos y de menudo, éste último aportado por la asociación de amas de casa local. Para los más pequeños, en la zona se montó un castillo y un tobogán hinchable.

Sobre las seis de la tarde, la imagen peregrina de la patrona emprendió el camino de regreso, con su habitual alto en la Residencia de Ancianos Joaquina de Vedruna, para realizar una Oración de enfermos. El presidente de la Asociación de Nuestra Señora de Lourdes, José Manuel Abollado, mostró su satisfacción por la respuesta obtenida por parte de la ciudadanía y su afluencia a la peregrinación, que "cada año va a más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios