Tres menores de Chiclana, imputados por la paliza a varios futbolistas juveniles del Conil

  • Serán citados para comparecer ante la Fiscalía de Menores el próximo martes día 5

Comentarios 9

Tres menores de edad vecinos de Chiclana han sido ya imputados por los hechos ocurridos el pasado domingo en el campo de El Fontanal, en la localidad chiclanera, donde un grupo de jóvenes armados con cadenas, bates de béisbol y palos de golf, agredió a varios jugadores del equipo juvenil de Conil.

Según pudo saber este periódico en la tarde de ayer, los tres imputados (que no pueden ser detenidos precisamente por ser menores de edad) han sido citados para comparecer ante la Fiscalía de Menores el próximo martes día 5 de febrero.

El procedimiento judicial con los menores es distinto al de aquellos mayores de edad. En el primer caso, además de un abogado, ha de estar presente en la declaración un familiar.

Hay que recordar que el cuartel de la Guardia Civil de Chiclana ha sido escenario desde el pasado lunes de sucesivas tomas de declaración a los testigos que presenciaron la brutal paliza que propinó un numeroso grupo de jóvenes a los jugadores del juvenil de Conil. En estas declaraciones participaron tanto mayores como menores, para intentar establecer la identidad de los autores. La investigación, no obstante, sigue abierta por parte de la Guardia Civil para identificar a más autores materiales de las agresiones. Por el momento, no han trascendido las edades de los menores imputados.

Hay que recordar que un testigo aseguró que alguno de los agresores actuó a cara descubierta, mientras que otros lo hicieron a cara descubierta.

Según publicó este periódico, fuentes consultadas hablaban de un grupo formado por entre 15 y 20 jóvenes, "la mayoría de ellos de edades comprendidas entre los 14 y los 15 años, acompañados por chicas, que no llegaron a intervenir".

El peor parado de los agredidos fue un jugador del juvenil de Conil que ingresó en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz con fisura craneal, aunque ya ha recibido el alta hospitalaria.

No ha sido el único incidente grave vivido en el fútbol gaditano durante el pasado fin de semana ya que el sábado, en Vejer, un grupo de jóvenes de Barbate trató de agredir a los jugadores del Paterna cadete.

La intervención de las Fuerzas del Orden, que tuvieron que cargar contra estos desalmados, evitó que el equipo paternero resultara linchado. En el campo La Bodega de Vejer, escenario del partido de la Segunda Provincial cadete, sorprendió que un grupo formado por unos 50 jóvenes se presentara en el recinto. El grupo entró en el campo portando palos, y amenazando e insultando a los jugadores del Paterna, el rival de la Escuela de Vejer. La actuación de la entidad vejeriega resultó determinante para evitar males mayores, pues antes del inicio del choque avisó a la Policía Local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios