Cepsa Química invertirá 37 millones en seguridad y medio ambiente en 3 años

  • La empresa reducirá sus emisiones de NOx con una mejora tecnológica

  • Prevé una inversión de 123 millones en un quinquenio

Instalaciones de Cepsa Química en Puente Mayorga (San Roque). Instalaciones de Cepsa Química en Puente Mayorga (San Roque).

Instalaciones de Cepsa Química en Puente Mayorga (San Roque). / D.C.

Cepsa Química está reforzando su inversión en seguridad y medio ambiente durante un trienio. La ejecución de mejoras en esta materia se llevará 37 millones entre el año pasado, 2017 y 2018 dentro de un plan de inversión que conllevará el gasto de 123 millones de euros en el próximo quinquenio.

Las actuaciones medioambientales y relacionadas con la seguridad suelen llevarse una media de 5 millones de euros al año en la factoría de Puente Mayorga, en San Roque, pero en este periodo esa cifra se elevará por encima de los 10 millones. Esa fue la cantidad invertida en el año recién finalizado, en el que entre otras actuaciones se realizaron mejoras en hornos para la reducción de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOX). Una intervención que, según destaca el director de Producción de Cepsa Química, Agustín Bonilla, supone "ir más allá de lo que requiere la legislación actual, situarnos por encima de los requerimientos legales". Para los próximos ejercicios también se prevén fuertes inversiones en este capítulo, con 11 millones en este 2017 y 16 en 2018.

La renovación periódica de equipos que van llegando al final de su vida útil suele llevarse una buena parte del presupuesto de inversión de cualquier instalación industrial. En este caso, las actuaciones de mantenimiento se llevaron el año pasado 11,5 millones de euros, en los que destacan los tres millones que se han empleado en el cambio de catalizadores, así como la ejecución de una parada programada.

Un tercer capítulo inversor es el de eficiencia energética, con 7,5 millones de presupuesto para 2016, clave en una industria intensiva en el consumo de energía, que supone hasta un 90% de los costes variables si se excluyen las materias primas. En este apartado destaca en 2016 la instalación de nuevos equipos para aprovechar la energía térmica de las corrientes existentes en la factoría, aprovechando el enfriamiento de una de ellas para calentar otra. Una actuación que "salió de una auditoría energética", como muchas otras, que consiguen "no solo hacernos más competitivos en el mercado, sino una mejora medioambiental desde el punto de vista de reducción de las emisiones", explica Bonilla.

Las actuaciones en estos tres ámbitos seguirán en el próximo quinquenio con cambios como la mejora en la recuperación de hidrógeno, la sustitución de los electrofiltros o la modernización del cargadero de cisternas. En total serán 123 millones en los próximos años, con una previsión de inversión de 26,8 millones en 2017, 35 en 2018, 25 en 2019 y 2020 y 11 millones en 2021. Esta última cifra cae por la lejanía de la fecha y puede variar; de hecho, la compañía realiza un análisis continuo de las posibilidades de expansión y crecimiento, por lo que pueden surgir nuevas inversiones.

El grupo Cepsa también tiene previsto invertir 20 millones de euros en su otra planta andaluza, la de Palos de la Frontera (Huelva). Según destacó la compañía al presentar esa inversión conjunta, esta permitirá llevar a cabo importantes proyectos destinados al aumento de la capacidad de producción y mejora de la eficiencia y seguridad de estos centros, que suman una capacidad de fabricación conjunta de 2,3 millones de toneladas de productos al año y que juegan un papel "esencial" en el liderazgo de la compañía en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios