Los cambios en el Castillo fuerzan la rescisión del contrato con Hispánica

  • La normativa europea obliga a abrir una nueva licitación del resto del proyecto, justo la mitad. También saldrá a concurso una intervención de urgencia

Con el cincuenta por ciento de los trabajos ejecutados, la intervención y reforma del castillo de San Romualdo ha tenido que superar un escollo de una índole muy distinta a la puramente arquitectónica que ha desembocado en la rescisión de mutuo acuerdo del contrato con la constructora Hispánica, responsable de los trabajos y la nueva apertura de un proceso de licitación para este último tramo de la intervención.

Dos son los argumentos, estrechamente vinculados. El primero nace de las modificaciones surgidas de la evolución de la intervención, que arrancó en abril de 2006, y que han convertido la segunda mitad de este ambicioso proyecto en algo muy distinto a lo inicialmente planteado. Ya entonces el director de la actuación, el arquitecto José Carlos Sánchez, advirtió que se trataba de una actuación "viva y repleta de secretos por descubrir", como así ha sido finalmente, con la aparición, entre otras, de nuevas merlaturas por debajo de las existentes, lo que ha abierto el campo a nuevas fechas, nuevos usos, más historia.

Pero a este replanteamiento del proyecto, además, hay que añadirle un factor determinante, el segundo de los motivos, la entrada en vigor de una nueva normativa europea que obliga a volver a sacar a licitación una parte del proyecto si los trabajos contemplados en esa porción difieren mucho de los planteados en el documento inicial. Una normativa europea que se aplicará, por supuesto, sobre las actuaciones financiadas con sus fondos, como es el caso de esta fortificación.

Por estas dos razones, explicaba ayer el alcalde de la ciudad, Manuel de Bernardo, tras varios meses de trabajo administrativo y muchas reuniones, "hemos conseguido cuadrar el círculo y llegar a este acuerdo que nos beneficia a todos", y que soluciona además futuros problemas con el cumplimiento de la normativa europea y lacorrecta inversión de los fondos. De esta manera, sólo resta ahora sacar a licitación este modicado del proyecto en el que Sánchez lleva trabajando varios meses, una labor intensa y urgente que se traducirá en que el documento estará listo para salir a concurso en el mes de marzo.

Mientras tanto, y para que la merma de actividad no se traduzca en un retraso de los trabajos -que en la actualidad se encuentra en plazo-, el Ayuntamiento ha tomado la decisión de extraer una pequeña parte de la misma, la que requiere de una mayor necesidad de ejecución, y realizar un proyecto de urgencia que se llevará a cabo mientras el proceso administrativo del modificado se resuelve y se dan vía libre de nuevo a los trabajos, que podrán recaer o no en Hispánica, si ésta presentara oferta y además la ganase.

Esta actuación urgente será pública en tan sólo dos semanas, por lo que el comienzo de la misma es, efectivamente, inminente. Ésta consistira, así lo detallaba ayer De Bernardo, en la protección y consolidación de los forjados de cubierta, así como la conveniente protección de los paramentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios