Calvillo asegura que los vecinos no pagarán los atrasos del recibo del agua

  • Aún está pendiente de resolución otra deuda sobre unas obras en el mandato del PA

El alcalde de Villamartín, el socialista, José Luis Calvillo, aseguró ayer que los vecinos del municipio no tendrán que pagar los tres recibos atrasados del agua de 2004 tras la sentencia del Juzgado de lo Contenciosos Administrativo de Jerez que obliga al Ayuntamiento a pagar a Aqualia unos 245.000 euros por estos impagos.

El regidor socialista dice que el Consistorio hará frente a esta deuda con la empresa Aqualia, que era hasta hace cuatro años la concesionaria del ciclo integral en Villamartín, como también responderá de otras deudas por encomiendas de obras que aún faltan por pagar.

Calvillo sostiene que cuando la institución municipal afrontó el inicio del expediente para declarar nulo el contrato con esta concesionaria asumía esta sentencia. Defiende que "en su día consideramos que los vecinos no debían pagar estas cantidades hasta que se depuraran los recibos". En este sentido, el Ayuntamiento frenó el pago de tres recibos al considerar que los abonados pagaban más cuantía económica de lo debido ya que había una serie de conceptos en las facturas que no se correspondían con el servicio. "Quisimos que el vecino pagara sólo el 50% del recibo y el resto asumirlo el Ayuntamiento pero no pudimos porque la empresa se llevó los datos de los abonados", sostiene.

Ahora el PSOE dice que existe una consignación presupuestaria para hacer frente a los 245.000 euros que se le debe a Aqualia. Pero no es la única deuda. El Consistorio tendrá que pagar a esta firma otro montante económico por encomiendas de obras que se hicieron cuando gobernaba el Ayuntamiento el Partido Andalucista y que todavía están pendientes de pago.

En los juzgados hay otro Contencioso Administrativo sobre este tema ya que las dos partes no se ponen de acuerdo sobre la cantidad a la que ascienden las obras que se realizaron en su día. Calvillo añade que el PA realizó entonces obras de embellecimiento en el municipio como las de la calle Botica y la rotonda de la avenida de Ronda. "Se hicieron a través de los recibos. Fue sin pedir subvenciones a otras administraciones", aclara.

Por eso el Consistorio espera una nueva sentencia sobre estas otras deudas. "La voluntad del Ayuntamiento es pagar lo que se debe, con independencia de que las cosas se hicieran bien o mal por parte del anterior equipo de gobierno", concluye.

Cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró nulo el acto administrativo del Consistorio que otorgaba la concesión del ciclo integral del Agua a Aqualia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios