Cal y Cerro pide que se elimine el cableado aéreo

  • Denuncian que los cables son peligrosos para los vecinos

La asociación de vecinos Cal y Cerro del barrio de Santa María ha exigido mediante varios escritos enviados a la compañía de Telefónica y a la de electricidad Endesa la eliminación del cableado que cruza de un lado a otro la mayor parte de las calles y de los que están grapeados a las fachadas.

Los vecinos han denunciado que la existencia del cableado aéreo de una parte a otra de la calle causa un fuerte impacto visual y una desagradable impresión. Esta entidad vecinal también ha solicitado al Ayuntamiento que tome medidas contra todas las compañías y empresas que incumplan la normativa en cuanto a la protección de los valores culturales de la localidad. Por otra parte, advierten de la peligrosidad que tiene la existencia, en algunos casos, de cables sueltos sin ningún tipo de sujeción colocados a muy baja altura.

Para demostrar todas estas anomalías, la entidad vecinal ha encargado un reportaje fotográfico que será remitido al Ayuntamiento, a la compañía Sevillana Endesa y Telefónica, entre otros.

Aunque la mayor parte de las calles de este barrio tienen cables aéreos cruzando de una parte a otra de la vía o grapados a las fachadas, destacan algunos puntos negros donde el problema es más acuciante y donde consideran que se debe de actuar con la máxima rapidez. Para Cal y Cerro estos puntos son las calles Bohórquez, San Agustín, Nuestra Señora de la Paz, la esquina de Cervantes con Hoces, plazuela de la Descalzas, Postiguillo, Portería y Arcipreste Pérez Vedelín.

Estos colectivos piden la eliminación de este cableado y exigen que el Ayuntamiento ponga remedio para evitar el deterioro del casco urbano asidonense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios