Cádiz es una de las nueve zonas del país en la que se estudian eólicas marinas

  • Industria recopila informes al detalle de los posibles efectos de los parques en la Costa de la Luz, Galicia y las Canarias

Comentarios 3

La provincia de Cádiz es una de las nueve zonas del litoral español en las que existen proyectos de parques eólicos marinos y en las que el Gobierno estudia a fondo las posibilidades de explotación de este tipo de energía. En el grupo de áreas eólicas a examen se encuentran, además de la Costa de la Luz, espacios de Galicia y las Canarias, y una franja entre Castellón y Tarragona.

Para estos nueve tramos costeros -de los 55 en los que está dividido el país-, el Ministerio de Industria elabora documentos de caracterización de áreas eólicas marinas, que son informes exhaustivos sobre las posibles afecciones que un parque podría tener sobre el entorno. Estos informes incluyen las valoraciones emitidas por las administraciones e instituciones sociales, y también deben contemplar "una estimación de la cantidad de energía máxima evacuable a través de las redes eléctricas de transporte", explica el Ministerio en su web.

Los documentos de caracterización se realizan en todos aquellos espacios de la costa en los que se ha presentado alguna solicitud de explotación de energía eólica. En la costa gaditana existen por ahora tres solicitudes: las de Acciona, Capital Energy e Iberdrola.

Los informes de caracterización aportarán una visión más amplia acerca de los posibles inconvenientes de un parque, a diferencia del Estudio Estratégico Ambiental del Litoral elaborado por el Gobierno, que sólo contempla los efectos ambientales.

Este Estudio Estratégico -a falta de su versión definitiva- ha declarado la costa de Trafalgar como zona con condicionantes para la instalación de aerogeneradores en el mar, es decir, una zona en la que los efectos deberán ser analizados en la fase de diseño de cada proyecto. El informe también señala que las alegaciones de los colectivos gaditanos contrarios a los parques no aportan suficientes datos como para eliminar Cádiz, a priori, del mapa eólico.

El Estudio y los documentos de caracterización en desarrollo serán decisivos para el próximo concurso en el que el Gobierno repartirá entre los promotores las áreas eólicas marinas del país para su análisis y explotación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios