Cádiz se queda pequeña

  • La Cámara de Comercio impulsa a las empresas gaditanas a salir al extranjero y abrir mercado Ahora pueden solicitar ayudas europeas

Primero la crisis y después el intento por salir de ella han hecho que competir empresarialmente sea un reto diario. Más aún en la provincia de Cádiz, donde los índices de paro y de destrucción de empresas han sido los más altos. A pesar de ello, las empresas gaditanas se han resistido y, en muchos casos, han logrado salir del agujero y abrir nuevos caminos.

Ahora, de la mano de la Cámara de Comercio de Cádiz, lo siguen haciendo y continuarán en esa senda gracias a un nuevo impulso. Esta entidad pública dispone de más de 500.000 euros en ayudas cofinanciadas por los fondos europeos Feder, a aplicar desde ahora hasta el 31 de diciembre de 2017. A ellas se pueden acoger pymes que acudan a esta entidad pública. Las subvenciones se emplearán en tres líneas de actuación concretas.

En primer lugar, el Plan Internacional de Promoción, que reúne todas las actividades relacionadas con visitas a ferias internacionales, la participación agrupada en ferias, misiones comerciales directas, misiones comerciales inversas y presentaciones globales de la provincia en el exterior. En este punto, la Cámara está trabajando en definir las actuaciones del próximo año, quedando el calendario de actividades cerrado a el 1 de enero de 2017.

La segunda línea será Xpande, un programa de ayudas diseñado para dar apoyo individual a las empresas que estén iniciando su plan de internacionalización o que quieran consolidar el que tengan en marcha en la actualidad. Con esta ayuda, los beneficiarios podrán financiar un importe máximo de 15.000 euros, de los que el 80% está cofinanciado por Feder y el 20 % restante corre a cargo de la empresa. Este dinero deberá ser destinado a los gastos necesarios en el proceso de internacionalización. El tercero será Xpande Digital, similar al programa anterior pero en este caso la ayuda se concede a las empresas que realicen acciones de internacionalización en el medio digital. Por ejemplo, un plan de marketing digital diseñado para captar clientes en países extranjeros, contratar una página web en múltiples idiomas o crear una app en otras lenguas. En este caso, la cuantía máxima subvencionable son 4.000 euros, con igual porcentaje de financiación.

Cómo lograr las ayudas

Con esta base, desde la Cámara se anima a participar para seguir creciendo. Manuel Álvarez, director del Área de Internacional, Turismo y Formación de esta entidad, explica que el objetivo de estas ayudas es promover la internacionalización de las pymes "para incrementar su volumen de exportaciones y mejorar la presencia en mercados internacionales avanzando, al mismo tiempo, en la diversificación de los mercados destino y en el grado de sofisticación de nuestros productos y servicios".

Asimismo, detalla que "todas nuestras convocatorias son públicas y están abiertas a empresas y autónomos que reúnan las características -pymes o autónomos con actividades industriales, comerciales, de servicios y mineras que cuenten con sede social, delegación o establecimiento en la demarcación territorial de la Cámara de Comercio de Cádiz-. Pueden solicitarse en nuestras oficinas o a través de la web www.camaracadiz.com cumplimentando una solicitud que no requiere de más de cinco minutos. Una vez admitidas, las empresas deben justificarnos la realización efectivas de las actuaciones objeto de la subvención y en un plazo medio de 2-3 meses reciben en su cuenta el abono correspondiente".

Manuel Álvarez asegura que la crisis "ha supuesto un acicate para la internacionalización. Un gran número de empresas se han visto obligadas a buscar clientes en el mercado exterior ante la falta de demanda interna. En este sentido, hemos hecho de la necesidad virtud y el resultado ha sido muy positivo para la provincia. Tan sólo tenemos que echar un vistazo a nuestras cifras de exportación de los últimos años para comprobar como Cádiz tiene mucho que decir en el comercio exterior".

La competencia

Pero, ¿encuentran obstáculos las empresas para abrir mercado fuera? Este experto de la Cámara de Comercio asegura que "la problemática difiere mucho en función del país y producto/servicio que estemos analizando. Las barreras pueden ser fiscales, tecnológicas, administrativas, culturales, etc. Pero si tuviéramos que buscar un denominador común, sin duda sería el creciente nivel de competencia internacional. Las empresas operan en un entorno globalizado y la competencia puede aparecer desde cualquier rincón del mundo. Supone invertir de forma constante en diseño e innovación, como elementos de valor añadido".

Por eso, explica que "venir a Cádiz siempre es un buen plan para cualquiera, pero desde la óptica del comercio exterior debemos hacer otra reflexión. Si nos dedicamos a la fabricación de maquinaria pesada con tecnología punta, tiene mucho sentido implantarnos fuera para, utilizando esa misma tecnología, ahorrar en logística y distribución. Pero si el negocio es la enseñanza de español para extranjeros, marca la diferencia dónde se consume el producto y, por tanto, parece lógico traer al cliente".

En todo esto incide el máximo responsable de la Cámara, Ángel Juan Pascual. Para él, las pymes gaditanas son quienes más invierten y trabajan por la marca Cádiz, "promocionando nuestro destino, sus recursos, cultura y estilo de vida. Pensemos en el sector turístico, en los productos agroalimentarios de la Sierra, las conservas y salazones de Conil y Barbate, los vinos y licores de Jerez y El Puerto. Todas ellas son nuestras verdaderas embajadoras en el exterior".

Proveedores y la ITI

Vuelta a la crisis. Para él, "aunque a todos nos gustaría dar el titular de que la crisis ha acabado, aún es apresurado. Desde el punto de vista macroeconómico, los indicadores muestran una clara mejoría, pero lo más importante es que esa recuperación llegue también a empresarios y consumidores para alcanzar la completa recuperación. El cambio de tendencia es una realidad y eso debe animarnos a ser optimistas y seguir trabajando de forma seria y rigurosa".

Hablamos con el presidente de la Cámara de dos medidas que, en teoría, han servido y servirán para ayudas al empresariado. La primera es el plan de pago a proveedores y aquí, Ángel Juan Pascual no tiene dudas. "Este mecanismo extraordinario ha sido una de las medidas más positivas aprobadas por el Gobierno y ha permitido mejorar la situación financiera de numerosos proveedores. Es un sin sentido que la iniciativa privada haya tenido que financiar a las administraciones, soportando el coste financiero de las operaciones e incurriendo en graves problemas de tesorería. Sin empresas no hay empleo y por eso debemos centrar todos nuestros esfuerzos en facilitar todas sus operaciones de inversión y financiación".

La otra iniciativa, que está por venir, es la ITI. Para el presidente de la Cámara, "en los próximos años, el futuro de la provincia se llama ITI y hay que aprovechar esta oportunidad y acelerar el crecimiento económico de la provincia y crecer al ritmo de Andalucía y España. Como cualquier otra inversión, esta iniciativa es muy positiva para nuestras empresas y lo más importante será llevar a cabo una correcta planificación y asignación de los fondos. Para ello, las Cámaras de Comercio pueden jugar un papel destacado como organismos coadyuvantes de la administración, dada su dilatada experiencia en gestión de fondos europeos, desarrollo empresarial y empleo".

Joyas de Cádiz en París

Y de todo esto hay ejemplos. Uno de ellos es Avaritia. Es una firma de joyería de autor, fundada en abril de 2014. Todas las piezas son únicas, ya que todas están modeladas a mano, hechas una a una dependiendo de la talla y de la morfología y volumen de la gema.

Su responsable, Carlos Álvarez, explica que "por el tamaño de las piezas, que hay algunas bastante grandes, desde el primer momento tenía en la cabeza salir al mercado británico o francés, ya que en una feria de Iberjoya, en Madrid, coincidí con una persona que desde el primer momento creyó en la filosofía de la firma y su gran posibilidad de negocio en mercados exteriores europeos". Dicho y hecho. Después de dos años de trabajo y de tener puntos de venta en Cádiz, Sevilla y Madrid (incluyendo un desfile en la pasarela Cibeles), "he conseguido traspasar la frontera. Y qué mejor manera de aterrizar en el mercado internacional que en la capital del lujo, en París, a 500 metros del Arco del Triunfo". Es su primer "punto de venta" en el extranjero y se inauguró el pasado jueves. Para Carlos Álvarez, es solo el principio: "Ya estoy pensando cuál va a ser la siguiente capital europea".

El segundo ejemplo recorre el camino inverso: traer a Cádiz clientes internacionales. Es una escuela de idiomas. Spanish in Cádiz (SIC) fue fundada en 2003 con el objetivo de proporcionar a sus estudiantes los conocimientos lingüísticos imprescindibles para una mejor formación personal, académica y profesional. Tiene como objetivo conjugar la enseñanza del español con una amplia oferta de actividades culturales y de ocio: museos, cine, flamenco, competiciones deportivas, actividades gastronómicas, visitas guiadas, actividades lúdicas y de ocio.

800 alumnos de idiomas en Cádiz

Su responsable en la capital gaditana, Alejandro Ulloa, explica que tienen una clientela internacional de más de 40 países cuya estancia oscila entre dos semanas y nueve meses, "potenciando el desarrollo de un turismo sostenible y contribuyendo al posicionamiento internacional de la ciudad de Cádiz. Anualmente, nos visitan alrededor de 800 alumnos, con una estancia media de cuatro semanas. Las nacionalidades más representadas son francesa, irlandesa, sueca, del Reino Unido y de Italia".

Esta escuela es centro miembro del Instituto Cervantes y, como afirma Ulloa, "hacemos uso intensivo de las tecnologías de información y comunicación de manera muy activa para la difusión, captación y comunicación con nuestros clientes nacionales e internacionales". Hoy tienen una web traducida a 18 idiomas con un tráfico de 1.697 visitas y 121.058 solicitudes mensuales de 40 países. Tienen seis profesores a jornada completa (cuatro de español y dos de inglés) y otros cinco a tiempo parcial: dos para español, uno para inglés, otro para italiano y uno más para enseñar ruso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios