Cádiz aguarda con interés a la 'super luna' del fin de semana

  • El satélite pasará más cerca de la Tierra que en los últimos 18 años, lo que provocará mareas calificadas por Medio Ambiente como "excepcionales" e "históricas"

Comentarios 32

Mañana sábado, la luna pasará 30.000 kilómetros más cerca de la Tierra con respecto a la distancia media habitual existente entre el planeta y su satélite. Es por ello, que los astrólogos hablan ya de la súper luna del 19 de marzo.

El hecho de tenerla más a mano gozará de mayor espectacularidad  sumado al hecho de presentarse, además, llena en la noche del Día del Padre.

A nivel mundial, este fenómeno natural ha provocado reacciones diversas, sacando a la luz la parte más mística del ser humano.

Y en Cádiz no podía ser de otra manera. Una inusitada rueda de prensa convocada por la delegada de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía provocó un seguimiento mediático, incluso a nivel nacional, al anunciar la propia Silvia López y el director del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, Antonio Gómez, que se avecinaba para el 19 y 20 de marzo una marea "histórica".

El afamado astrólogo norteamericano Richard Noelle bautizó al fenómeno de este fin de semana como súper luna extrema. A partir de ahí, todo, vaticinios muy negativos que unen la cercanía del satélite a desastres naturales y cataclismos.

Pero restándole lo místico a todo este fenómeno, el resultado tangible y realmente vaticinable es, ni más ni menos, que lo anunciado por la Junta: unas mareas "excepcionales".

Considerando que el coeficiente mareal durante el mes de marzo suele ser de 0.70, se da la circunstancia de que tanto para el sábado como para el domingo se espera que este coeficiente llegue a ser de 1.17. Este dato, unido a la bonanza climatológica que viene de la mano del anticiclón que nos ampara estos días, convertirá éste en un fin de semana peculiar en lo que a la marea se refiere.

Mejor no mirar en Google lo que se cuenta sobre este fin de semana porque uno puede toparse con teorías que incluso relacionan el tsunami japonés con la cercana súper luna. Pero con los pies en la tierra, mientras se pueda, el fin de semana dejará en nuestras retinas y en cientos de discos duros imágenes poco habituales, dado que se espera que la marea ocupe espacios nunca sumergidos y que, por contra, saque a la luz zonas que siempre han permanecido bajo el agua. Será el momento para que los mareógrafos registren un nuevo cero hidrográfico, una vez que se anote los límites  que alcance la zona intermareal.

A las ocho menos cuarto de la mañana de este sábado la orilla bajará casi a su punto límite hasta ahora registrado. Su altura, según los datos que aparecen en el anuario de mareas, será de 0.11, es decir, muy cercano al citado cero hidrográfico. El domingo, a las nueve y veintiséis de la mañana, la bajamar será aún más pronunciada y más cercana al límite registrado en los últimos 19 años, y llegará al 0.03.

La pleamar podría haber llegado incluso a ser peligrosa si hubiera llegado de la mano de una gran borrasca, ya que podría haber adquirido una altura mayor de lo esperado. De esta manera, lejos del peligro, adquirirá tintes pintorescos.

Cuando la media de la altura mareal en pleamar en el mes de marzo es de unos 3.10, el dato recogido en las tablas informan de una altura del 3.57 a las tres en punto de la tarde del sábado, y de 3.65 a las cuatro menos cuarto del domingo.

El fenómeno mareal que acompañará a esta súper luna extrema del 19 de marzo invita a su disfrute visual, desde el punto de vista medioambiental, a la vez de haberse convertido en un evento muy esperado por curiosos, fotógrafos aficionados y para amantes de la pesca y del marisqueo.

La Junta de Andalucía, a través de su delegada de Medio Ambiente, Silvia López, fue la primera en llamar la atención hacia esta jornada de la Pepa.

El director del Parque Natural de la Bahía, Antonio Gómez, ante la amplia oferta que ofrece nuestras costas, da un largo listado de zonas a tener en cuenta para el disfrute de este fenómeno natural. "Cualquier zona de roqueo del litoral será válido", resume Gómez, aunque confiesa que le gustaría poder multiplicarse y presenciar las imágenes que dejarán espacios como los corrales de Rota o de Chipiona, Caños de Meca, Trafalgar, Castillo de Sancti Petri (que podría llegar a quedar unido por tierra a la isleña Punta del Boquerón), Torre Bermeja. "Todo lo que tenga roqueo hasta más o menos Barbate será digno de ver", aunque el director del Parque Natural de la Bahía se anima a seguir su listado destacando los caños mareales de Sancti Petri, Puente Zuazo, caño Zurraque, Los Toruños, Río San Pedro. En cuanto a playas, pensar que muchas de ellas desaparecerán para, minutos después adquirir superficies emergidas con dimensiones jamás vistas. Así, Medio Ambiente invita a no perderse la imagen que dejará la playa de La Caleta o zonas como la Alameda de Apodaca o el Campo del Sur. Y cómo no, también en la capital, la playa de Santa María del Mar, que cuenta con un balcón urbano que ayudará a observar desde lo alto su inmenso espacio intermareal.

Pero muchos gaditanos aguardan con sus garabatos a este fin de semana a la espera de abordar zonas de roqueo  a las que nunca pudieron acceder. En este aspecto, el que orienta es Jesús Vargas, subcampeón de España y campeón de Andalucía en varias modalidades de pesca, que, además de gaditano, regenta un establecimiento en la Barriada de la Paz, llamado La Bahía, especializado en sus artes preferidas. Cuenta Vargas que, como amante del marisqueo, "no considero que sea el momento más adecuado para mariscar". Puede sorprender, pero para que no lo haga, argumenta que "será un momento en el que una oleada de mariscadores saldrán a la búsqueda de la roca más lejana y de arrasar con todo lo que se encuentre y hacerlo antes de que le coja la pleamar. Son auténticas mareas de exterminio".

Vargas alerta, al igual que lo hacen las autoridades, sobre las fuertes corrientes que se notarán a baja profundidad así como la rapidez con la que se producirá el retroceso de la marea. "Sé que muchas personas se verán apuradas cuando observen cómo el mar les rodea".

"Mejor, pescar con caña", aconseja este laureado gaditano, y "si se pesca media hora antes de que culmine la bajamar y, después, la pleamar, mejor que mejor". Vergas dice que es en ese momento cuando el pez se muestra con una actividad inusitada y dispuesto a comerse todo lo que encuentre.

En cuanto a especies, Jesús Vargas afirma que la rápida bajamar dejará sobre la arena profundos charcos y lagunas en los que incluso se podrían "dejar coger" alguno que otro choco o lenguado.

Pero, por un motivo o por otro, la marea "gadita" quedará en la historia y en la retina y siempre será digna de recordar, unos por un motivo y otros por otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios