Breña del Agua acude a la Justicia para evitar el uso de sus caminos

  • El propietario de la finca, el empresario Marnix Galle, quiere evitar el "acceso incontrolado"

Marcha de ecologistas hace una semana contra el vallado de vías pecuarias, esta vez en Prado del Rey. Marcha de ecologistas hace una semana contra el vallado de vías pecuarias, esta vez en Prado del Rey.

Marcha de ecologistas hace una semana contra el vallado de vías pecuarias, esta vez en Prado del Rey.

Comentarios 2

La finca La Breña del Agua y otras colindantes propiedad del empresario belga Marnix Galle y que se extienden por los términos municipales de Grazalema, El Bosque y Zahara, se han convertido en un foco de conflicto con los ecologistas, que demandan la apertura de los caminos de su interior por ser de uso publico al formar parte de la red de vías pecuarias. Tras numerosas marchas y enfrentamientos verbales con los guardias de la finca, los ecologistas, de momento, van ganando la batalla y la Junta les ha dado la razón en que los dueños de la finca tienen que retirar el vallado.

En un comunicado, el propietario de La Breña del Agua rompe su silencio y ha anunciado que acucdirá a los tribunales para restringir el acceso a su finca. "La apertura del camino al acceso incontrolado de gente sólo supondría un impacto medioambiental negativo. Otras zonas de la Sierra como el Parque de Grazalema mantienen severas restricciones de acceso al público para la conservación del entorno", afirma de manera contundente. Este es el único motivo que, asegura, le ha llevado a recurrir "a la justicia para esclarecer los hechos acontecidos y defender su posición como administradores de la finca, así como responsables principales de la conservación de un entorno natural tan especial".

Galle, que pide a los tribunales que le reconozzcan su derecho a la propiedad privada sobre los caminos interiores de la finca, recuerda que "Breña del Agua es un paraíso natural de indudable valol, y por ello el cuidado y respeto del entorno es la máxima prioridad para sus propietarios. En la finca se invierte anualmente un millón de euros, más de la mitad en sus 20 empleados, para garantizar que animales domésticos y salvajes puedan convivir en perfecta simbiosis con la naturaleza".

La finca se adquirió en el año 2013 a un empresario inmobiliario de San Roque por algo más de 11 millones de euros, un precio, según la propia Junta de Andalucía, muy por encima de mercado. Esto se debe a un flechazo con el paraje. "Su interés por Andalucía y España viene dado por su madre, Elsa Dehennin, una reconocida académica de las letras españolas que junto con su marido, el ex ministro de Bélgica Marc Galle, inculcaron en Marnix ese arraigo por España y sus paraísos naturales", explican desde la empresa que gestiona la finca.

Sin embargo, desde que adquirió la finca la polémica se ha instalado en este espacio natural y adquirió su máxima tensión cuando el conocido ecologista Juan Clavero, vecino de la finca con una segunda vivienda, fue detenido en posesión de 43 gramos de cocaína que, según se descubrió después, habría sido colocada por un tercero. Juan Clavero fue puesto en libertad horas después y el juez instructor decidió archivar la causa.

Tras esto, los ecologistas no dudaron en relacionar este hecho con personal de la finca. Galle se ha mostrado "sorprendido y contrariado por la sucesión de acontecimientos de los últimos meses en torno a la propiedad, así como por las sucesivas acusaciones infundadas contra sus propietarios".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios