El Ayuntamiento prorroga a Memora el contrato de gestión del cementerio

  • La empresa seguirá prestando los servicios durante otros once meses. El equipo de gobierno preparará durante ese periodo la plica para la adjudicación definitiva

La empresa que durante los últimos once meses se había encargado de la gestión del cementerio, Memora, mantendrá sus funciones en los próximos meses. El Ayuntamiento, contento con el trabajo desarrollado, ha decidido prorrogar el contrato por el mismo periodo, mientras elaboran la plica para la adjudicación definitiva.

Memora -antigua Intur Servicios Funerarios- se hizo cargo del camposanto isleño tras la salida precipitada de Cemabasa en agosto de 2006 y mientras el Consistorio decía las condiciones para adjudicar de manera provisional estos servicios. Hubo, entonces, dos ofertas, entre ellas la de la empresa en cuestión, que introducía bastantes mejoras, por lo que la mesa de contratación decidió optar por ella. Desde ese momento, en marzo de 2007, hasta ahora Memora ha cumplido sin ningún problema con el compromiso que la ligaba al cementerio. Su buena gestión ha motivado que el equipo de gobierno haya decidido prorrogar el contrato por otros once meses. "Cuando una administración pública firma un contrato, suele hacerlo por un periodo de tiempo con posibilidad de un prórroga similar, que incluye en las cláusulas. Es una manera de evitar tener que romper un acuerdo si el trabajo desarrollado no es satisfactorio. En este caso, no ha habido ninguna queja y nos hemos acogido a esa cláusula", explica el delegado municipal de Cementerio, Alfonso González Nantes (PP).

Antes de la llegada de Memora, era la empresa pública Cemabasa -dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz- quien tenía la encomienda de este servicio. Sin embargo, el Ayuntamiento, descontento con su labor, prefirió romper el contrato por lo que consideraba un incumplimiento de las condiciones, y así se lo anunció a la entidad, que reaccionó abandonando la gestión en pleno verano sin previo aviso, tal y como denunció el equipo de gobierno en su momento. Entre otras cuestiones, el malestar había surgido porque el estado de las instalaciones mostraban un importante abandono y por que Cemabasa aseguraba que no había sitio para nuevos enterramientos, según protestaron en su momento algunos ciudadanos.

La intervención en las manzanas de nichos y la creación de osarios que se ha venido realizando ha dado la razón a quienes veían precipitado la salida de la ciudad para dar sepultura a sus seres queridos. Según las estimaciones de González Nantes, el camposanto municipal tiene espacio para al menos ocho años. Incluso, de un estudio realizado se desprende que con una partida de 300.000 euros al año su capacidad sería inagotable.

En el tiempo que se prorroga el contrato, el Gobierno local podrá elaborar con tranquilidad las estipulaciones de la plica para adjudicar de manera definitiva la gestión del camposanto de La Isla. La intención del responsable municipal es aceptar la mejor oferta. Principalmente pretende la bajada de las tasas. Eso sí, será una gestión mixta, en la que la administración local tenga en 50 por ciento y la empresa seleccionada el resto. Además, González Nantes no rechaza contar con Cemabasa, a pesar de los problemas pasados, si las ventajas que ofrece son las mejores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios