El Ayuntamiento prevé gastar 17 millones de euros en 2010

  • Es un 15% menos que en 2009 y supone una reducción del gasto corriente de 1,2 millones

El Ayuntamiento de Vejer prevé gastar en 2010 un 15% menos que en 2009, como consecuencia de una caída de los ingresos tributarios de unos 500.000 euros. Pese a esta situación, el presupuesto consolidado se situará en unos 17 millones de euros, informó el equipo de Gobierno a través de un comunicado. "El gasto corriente se recortará en 1.200.000 euros, e igualmente en diversas partidas menos productivas", añade. De hecho, "el alcalde y los concejales congelarán sus sueldos por segundo año consecutivo, así como las retribuciones a concejales sin dedicación exclusiva y a grupos políticos". El presupuesto se está ultimando y se someterá a votación a lo largo del primer trimestre del año.

El Ayuntamiento vejeriego que encabeza Antonio jesús Verdú (PSOE) asegura que en protección social "se mantendrá el mismo esfuerzo, para evitar que las consecuencias de la crisis la paguen los que menos tienen. Educación, Infancia, Servicios Sociales, Mayores (Residencia de Mayores, Centro de Día para Mayores, entre otros servicios, tendrán un incremento con respecto al año anterior".

Por otra parte, el Consistorio dice haber previsto "un notable esfuerzo en inversiones para crear empleo, destacando las infraestructuras y los equipamientos públicos que se verán mejorados".

Para hacer frente al capítulo de inversiones anteriormente citado, el Ayuntamiento anuncia que "actuará, por una parte, con más austeridad en el gasto corriente, junto con un mayor endeudamiento financiero, ya que hay margen suficiente para ello, situándose actualmente el endeudamiento financiero en el 34% de los recursos líquidos del ejercicio anterior, estando el límite en el 120%".

El presupuesto que ahora se ultima para ser aprobado en el primer trimestre del próximo año, "ha tenido una fase previa de encuentros y reuniones con colectivos, asociaciones y agentes sociales, a fin de recabar demandas ciudadanas en el proceso de presupuestos participativos que viene impulsando el Gobierno Municipal año tras año", señala el equipo de Gobierno. "Aún no se han recibido propuestas de la oposición, pero igualmente el Gobierno reunirá a los portavoces de los grupos políticos para trabajar conjuntamente las propuestas", añade.

Las orientaciones básicas de este presupuesto de 2010 que se está elaborado son, según el equipo de Gobierno: un porcentaje elevado, de más del 21, que % se destinará a políticas sociales. Del resto, la mayor parte, hasta un 50%, se emplearía en infraestructuras, creación de empleo y educación.

El impacto recaudatorio en aplicación de las medidas fiscales, al no incrementarse los tributos locales y mantener una presión fiscal algo menor que en el año anterior, se prevé que sea de de 5.500.000 euros. "El presupuesto municipal de 2010 plantea el inicio del reequilibrio de las cuentas públicas tras el esfuerzo en el gasto efectuado el año anterior, haciendo viable un endeudamiento más fuerte de cara al incremento necesario de la inversión para crear empleo", explica el equipo de Gobierno en el comunicado.

El gabinete de Verdú espera que buena parte del déficit "transitorio" del Ayuntamiento desaparezca cuando la economía se recupere y se corrija progresivamente con una política de austeridad y el ajuste tributario, con la revisión de los padrones y una adaptación de algunos tributos a la situación económica de las familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios