El Ayuntamiento deberá pagar 245.000 euros de atrasos a Aqualia

  • El Juzgado de lo Contencioso Administrativo ha fallado a favor de la empresa

El Ayuntamiento de la localidad serrana de Villamartín deberá pagar unos 245.000 euros a la empresa Aqualia Gestión Integral del Agua S.A por suspender el cobro de los recibos del agua durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2004 cuando se proponía rescatar el servicio para otorgárselo a la firma Aguas Sierra de Cádiz.

Ahora, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Jerez ha fallado la sentencia a favor de Aqualia al estimar que "si el servicio público de abastecimiento fue prestado por el concesionario durante ese trimestre, tiene derecho a recibir la retribución de las tasas a cargo de los usuarios" y condena al Ayuntamiento de Villamartín a pagar los atrasos de estos tres recibos.

Es un capítulo más de la "guerra" del agua en este municipio serrano, donde en la actualidad, el ciclo integral lo asume Aguas Sierra de Cádiz después de que el Consistorio decidiera hace cuatro años quitarle la concesión administrativa a Aqualia para entregársela a esta última firma. Ahora la interrogante es saber si los vecinos deberán pagar a través de sus actuales recibos estos atrasos o por el contrario la deuda la asumirá el Consistorio.

Según el alcalde de Villamartín, el socialista José Luis Calvillo, el fallo de esta sentencia era de esperar, "ya que decidimos realizar este acto para que los ciudadanos no siguieran pagando tasas excesivas y que no correspondían con la prestación de este servicio por más tiempo, esperando incluir los importes de los recibos, con reducciones lógicas, una vez se restableciera el cobro de los recibos por parte de la nueva concesionaria del agua".

El máximo edil villamartinense defiende tras este fallo que "este hecho no pudo llevarse a cabo ya que Aqualia no hizo entrega al Ayuntamiento de los datos de carácter personal afectos a la gestión del servicio, imposibilitando así que la nueva empresa adjudicataria pudiera llevar a cabo la gestión recaudatoria".

El alcalde dice que los ciudadanos "han de saber que esta cantidad corresponde simplemente al importe de los recibos que la empresa no pudo cobrar respecto a ese trimestre, y que sólo hemos actuado a favor de los intereses de los vecinos".

Además, Calvillo manifiesta que tiene intención de reunirse con representantes de la empresa para llegar a un acuerdo en cuanto a la realización de los pagos, así como solucionar el resto de los temas pendientes para que los asuntos con esta empresa queden zanjados definitivamente.

La Agencia Española de Protección de Datos resolvió una sentencia en 2007 a favor del Ayuntamiento de Villamartín después de que la entidad municipal denunciara a la empresa Aqualia por no facilitarle los datos de la gestión del servicio tras finiquitar la concesión administrativa que mantenían.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios