Alta tecnología contra el contrabando en la Verja

  • La Agencia Tributaria adquiere un dron y un vehículo camuflado que operarán en 5 meses

La Agencia Tributaria ha adquirido un vehículo camuflado y repleto de cámaras para realizar labores de vigilancia contra el contrabando de tabaco. Cuando las operaciones que se desplieguen así lo necesiten, este vehículo se verá apoyado por un dron de largo alcance para seguir de cerca al objetivo. El contrato, que establece el suministro de uno de estos vehículos para el paso aduanero entre La Línea y Gibraltar y otro para la frontera entre La Seu d'Urgell y Andorra, ha sido adjudicado a la empresa Tradesegur SA por un importe total de 573.540 euros. Los vehículos deben estar en funcionamiento en un plazo inferior a cinco meses, según el pliego de condiciones.

Con este nuevo dispositivo la Agencia Tributaria podrá vigilar más de cerca el contrabando de tabaco. Cada vehículo incorpora un sistema completo de observación y videovigilancia y los elementos necesarios para ser utilizado como unidad de recepción y control de los equipos desplegados. El dron adquirido en el mismo lote servirá de apoyo a cualquiera de los vehículos, en función de la operación que se lleve a cabo en el entorno de Gibraltar o de Andorra.

A simple vista este vehículo tendrá la apariencia de un monovolumen cualquiera, pero en su interior estará totalmente modificado para realizar labores de vigilancia. Llevará dos cámaras tipo periscopio para permitir una visión de 360º, un sistema de protección con ocho cámaras perimetrales ocultas, un servidor de vídeo, un sistema de grabación, otro de comunicaciones y un sistema de alimentación con una autonomía de al menos 30 horas. Además incluirá un sistema de despliegue rápido y recepción remota compuesto por un transmisor de vídeo y audio, una cámara de observación nocturna de largo alcance, lentes y cámaras camufladas para medio alcance y otra cámara con análisis de vídeo. La tecnología instalada en el coche permitirá transmitir todo lo que capten sus cámaras.

El dron que servirá de apoyo tendrá un peso máximo de 5 kilos, con una autonomía mínima de 30 minutos y capaz de subir más de 500 metros. Se podrá mover a más de 50 kilómetros por hora y los operadores podrán controlando con viento de cualquier dirección hasta 40 km/h. El dron tendrá un alcance superior a un kilómetro desde el lugar del que sea controlado.

La cámara instalada en el aparato tendrá una resolución mínima de 4K, por lo que se conseguirán imágenes con la máxima calidad que, además, podrán ser emitidas en tiempo real a una tablet o teléfono móvil. El dron también podrá reconocer objetos en movimiento y seguirlos de forma automática, o seguir un plan de vuelo previamente definido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios