El Almirante de la Flota pasa a la reserva tras 46 años de navegación

  • Fernando Armada Vadillo se despidió ayer de su cargo en el portaaviones 'Príncipe de Asturias'. El Consejo de Ministros puede hacer público hoy el nombre de su sucesor

Comentarios 3

El Almirante de la Flota (Alflot), Fernando Armada Vadillo, pasará hoy a la reserva tras dedicar 46 años de su vida a la navegación, los dos últimos al mando de la Flota. Ayer, el portaaviones Príncipe de Asturias, atracado en la Base Naval de Rota, acogió el acto de despedida de un almirante visiblemente emocionado que abrirá "una nueva singladura en mi cuaderno de bitácora particular", según el propio Armada Vadillo.

En el portaaviones y en el cuartel general de la Flota ondeará la insignia de dos puntos correspondiente al cargo de vicealmirante, que tomará ahora el mando. La de tres puntos, correspondiente al de almirante, no volverá a ondear hasta la toma de posesión del nuevo responsable. Aunque según confirmó Armada la decisión ya ha sido tomada, no se hará público hasta que se haga oficial en el Consejo de Ministros, un nombramiento que puede llevarse a cabo hoy.

La cubierta del Príncipe de Asturias, con fragatas de la Armada española y con el buque de alta velocidad HSV 2 Swift de la Marina estadounidense también atracado como testigos, estaba llena cuando el almirante pasó revista a la Compañía de Honores, dando comienzo al acto de despedida. Un acto breve pero de sentimientos encontrados.

En su discurso, Fernando Armada Vadillo habló de su "mezcla de alegría por haber llegado hasta aquí y un tanto de melancolía por los buenos tiempos pasados y las situaciones que son ya irrepetibles". "Han sido años de navegaciones por variados mares, no siempre tranquilos, que ahora se presentan seguro más sosegados", dijo.

El Almirante de la Flota también hizo mención a la "profunda transformación de la Armada, que ha evolucionado como lo ha hecho la propia sociedad, hoy radicalmente distinta de la de hace 46 años". "La Armada ha sabido adaptarse a la nueva situación -afirmó- manteniendo intactos aquellos ideales que nos impulsaron de jóvenes y por los que merece la pena entregarse".

Quince cañonazos, tal como manda el reglamento de honores, y el himno de la Armada cantado por todos los presentes terminaron por emocionar a Armada Vadillo en sus últimas palabras como Almirante de la Flota, donde deseó para todos vientos y mares favorables y se encomendó a la Virgen del Carmen, patrona de la Marina.

Previsiblemente, la próxima semana el Príncipe de Asturias vivirá uno de esos momentos irrepetibles a los que se refirió ayer Armada Vadillo: el nombramiento del nuevo Almirante de la Flota. El vicealmirante Francisco Palomino Ulla estará hasta entonces al mando.

Al igual que ayer, estarán presente numerosas autoridades militares y civiles. No faltaron el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Sebastián Saucedo, los alcaldes de Rota y San Fernando así como representación del Ayuntamiento de El Puerto, el coronel de la Comandancia de Cádiz de la Guardia Civil, Alfonso Escuer Mur, o representación del Cuerpo Nacional de Policía.

El almirante Armada Vadillo ha estado al mando de la Flota desde el año 2006 y ha asumido diferentes responsabilidades a lo largo de una extensa carrera militar que finaliza hoy con su paso a la reserva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios