Alcalá continuará sin agua potable durante el puente de Andalucía

  • Desde el martes está prohibido el consumo de agua por la presencia de un plaguicida · El análisis encargado por el Ayuntamiento da buenos resultados pero habrá que esperar al informe de la Junta

Comentarios 3

El consumo de agua en Alcalá de los Gazules estará restringido "dos o tres días más", según anunció ayer el alcalde, Arsenio Cordero (PSOE). La presencia de plaguicida detectada por los controles de la Delegación Provincial de Salud ha supuesto que el consumo de agua esté prohibido desde el pasado martes y parece que el problema no estará solucionado hasta después del Puente de Andalucía, "el domingo o el lunes", según Cordero.

Los análisis encargados por el Ayuntamiento a una empresa privada señalan que "el problema no es grave", ya que arrojan unos marcadores dentro de la normalidad, lo que da más tranquilidad al equipo de gobierno alcalaíno. Sin embargo, el alcalde aseguró que es "un poco precipitado" permitir el consumo "ya que esos resultados los tiene que validar la Junta de Andalucía", que ha encargado sus propios análisis y cuyas conclusiones aún se desconocen. "La Junta querrá asegurarse de que todo está bien y, a no ser que me llamen de la Delegación de Salud antes, me temo que no se recuperará la normalidad hasta dentro de dos o tres días", insistió el regidor alcalaíno.

Hasta entonces, el Ayuntamiento mantendrá el servicio público para abastecer a la población mediante un camión cisterna que permanecerá en el pueblo hasta que dure la prohibición. Estará en el paseo de la Playa de Alcalá desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde, aunque la mayoría prefieren comprar agua embotellada.

Fue el pasado martes cuando el Ayuntamiento editó un bando que prohibía el consumo de agua por la presencia de un plaguicida. Aunque, según dijo el alcalde, no se trata de algo grave, "prueba de ello es que sí está permitido utilizar el agua para asearse o fregar".

Los problemas de agua que en los últimos años han estado padeciendo los vecinos de esta población aún se recuerdan debido a las restricciones en el suministro. Ahora confían en que estas dificultades se solucionen a corto plazo con las obras de mejora de las infraestructuras y la conexión de la red a la Zona Gaditana, que ya han comenzado. El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Francisco Tapia acompañado del alcalde Arsenio Cordero y del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Sebastián Saucedo, estuvo hace escasos días en Alcalá con motivo de esas obras, que tendrán una inversión aproximada de diez millones de euros.

Dicha conexión supondrá para los alcalaínos dejar de depender de los cuatro acuíferos que surten de agua al municipio y que en anteriores ocasiones se han agotado o que se exponen a la contaminación de esas aguas, como ha ocurrido en esta ocasión. Además, los trabajos comprenden la instalación de un área recreativa o un aula de la naturaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios