Airbus Puerto Real asumirá el reto del A350 con su actual plantilla

  • La dirección cree que los 462 trabajadores están "perfectamente preparados" para el nuevo modelo, del que se beneficiarán las contratas · Sobre la ampliación de la factoría, "habrá que decidir en meses"

Comentarios 11

Hace tan sólo unos días, el constructor aeronáutico europeo Airbus ofreció sus previsiones de venta para los próximos años, y anunció su apuesta por un mercado mundial de 24.300 aviones de pasajeros y carga por un importe de 2,8 billones de dólares hasta el año 2026. Estas cifras son superiores a sus pronósticos anteriores para el periodo 2006-2025, publicados a finales de 2006, que preveían un mercado mundial de 22.700 aviones por un montante de 2,6 billones de dólares.

Estas cifras representan como promedio una entrega anual de aproximadamente 1.215 aparatos, en aumento respecto a la media de 1.130 entregas anuales de las previsiones precedentes.

Estas indicaciones a nivel de todo el consorcio europeo también tienen su reflejo en la factoría que Airbus tiene en Puerto Real y que, en el plazo de algo más de un año, se enfrentará a un nuevo reto: la construcción del nuevo modelo, el A350. Sin embargo, el director de la factoría, Manuel Alcázar, lo tiene claro: serán capaces de asumir ese reto con la misma plantilla que hoy día tiene estas instalaciones: 462 empleados, más todos los proveedores y contratas que trabajan para ellos.

No es ninguna previsión pesimista sino, desde su punto de vista, todo lo contrario. En este sentido, Alcázar asegura que la construcción del A350 "se tiene que abordar dentro del esquema industrial de Airbus; este modelo es un pilar fundamental y tenemos que conseguir desarrollar esa vía con los costes y previsiones que tenemos en nuestro plan de inversiones. Uno de los principales retos es cómo abordar el A350 con el mínimo de inversión necesario para conseguirlo y en eso estamos, viendo la forma de implantar y desarrollarlo dentro de la planta". En este sentido, el director de Airbus Puerto Real es claro al reconocer, sobre una futura ampliación de las instalaciones, que " no hay decisión aún, lo tendremos que decidir en los próximos meses".

Al igual que esta factoría ejecuta para otros modelos, Puerto Real fabricará el cajón lateral del estabilizador horizontal del A350. Por eso, Alcázar explica que "tendremos que seguir evolucionando nuestras capacidades tecnológicas. Al igual que innovamos con el A380 a la hora de hacer una nueva línea de producción o una línea automatizada para los timones, seguiremos innovando con nuevos elementos y dando un salto tecnológico importante. Habrá una evolución también de habilidades para nuestra plantilla, que está perfectamente preparada para asumir este cambio".

Este cambio, según las previsiones del consorcio europeo, supone una previsión como media de un aumento del 4,9 por ciento anual en el tráfico de pasajeros, frente al 4,8 estimado en las previsiones anteriores. "Una parte de este aumento provendrá de coeficientes de ocupación más elevados, de la utilización de aparatos de mayor capacidad, más rentables, y del aumento de las frecuencias", estimó Airbus.

Al respecto, Manuel Alcázar aseguró que "en general, después de la situación con el A380 el año pasado, este año es complicado pero a la vez ilusionante, en el sentido de que toda la cadena del A380 está a pleno rendimiento". No obstante, la dirección de esta factoría es consciente de que "tenemos que empezar un aumento del ritmo de producción para empezar a llenar nuestra línea de montaje y la línea de montaje final en Toulouse, para cubrir la entrega de 13 aviones que es lo que está previsto para este año a nuestros clientes. El año próximo seguirá aumentando el ritmo de producción hasta conseguir en 2010 la cadencia más alta prevista de 48 aviones al año". De hecho, un A380 ya fue entregado en enero a Singapur Airlines, que ya cuenta con dos aviones de este tipo en servicio, y adelantó que para 2008 se incorporarán como nuevos clientes Qantas (Australia) y Emirates.

Este proceso, según el director, afectará directamente a sus contratistas y contratas ya que, también para ellos, supondrá trabajar a pleno rendimiento para conseguir estas entregas.

"Ahora mismo, el futuro para las contratas y otras empresas que trabajan para nosotros está bastante bien. Nuestros proveedores están entrando en el ritmo del A380 y en algún que otro modelo aumentando su carga de trabajo, y el futuro para ellos será bastante bueno, porque esta progresión y aumento de rendimiento, nos va a venir a todos muy bien en el próximo año", afirma Alcázar.

La factoría de Puerto Real está especializada en el montaje de tres grandes conjuntos: los timones de dirección, estabilizador horizontal y vertical que se fabrican para todos los modelos (A330, 340 y 380), además de parte del A320. El segundo gran producto son los cajones laterales, que produce para todos los modelos (A320, A340, A340-600) y el montaje final del HTP y la belly fayring para el A380.

La evolución tecnológica ha sido constante, según Alcázar, en la planta de Puerto Real y en Airbus en general. Reconoce que "cada avión nuevo ha supuesto un salto tecnológico. No nos paramos en utilizar lo que ya había para el siguiente modelo. En esta factoría habrá tecnología desde mediados de los 80 al año 2007, tres o cuatro tipos diferentes incorporados en modelos distintos. No suelen ser compatibles porque se va aumentando el grado de automatización y ahora los modelos de producción son más flexibles; las personas intervienen en los procesos absolutamente claves".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios