Absueltos de lesiones dos jóvenes que auxiliaron a una mujer

  • Tres hermanos discutían con la esposa de uno de ellos. Un grupo intervino e hirió a uno

Comentarios 1

La Audiencia Provincial de Cádiz ha absuelto de un delito de lesiones a dos jóvenes que en octubre de 2003, en una calle de El Puerto, acudieron en auxilio de una mujer que reclamaba ayuda y que estaba inmersa en una bronca con su marido, del que se estaba separando, y con dos cuñados. Uno de los cuñados de la mujer resultó lesionado a consecuencia de los golpes y patadas que recibió por parte de un grupo de personas que, junto con los dos procesados, acudieron en ayuda de la mujer que pedía auxilio. La sentencia afirma que no hay prueba de que los dos procesados fuesen los autores de las agresiones causantes de las lesiones.

La resolución de la Sección Cuarta, de la que ha sido ponente el magistrado Manuel Blanco Aguilar, sí condena a uno de los jóvenes a pagar una multa de 60 euros por una falta de malos tratos de obra, ya que el acusado admitió que le propinó un golpe en la cara al lesionado. Éste acabó en el suelo y allí recibió las patadas y golpes que le provocaron una perforación en el intestino delgado y peritonitis, lo que le llevó al quirófano varias veces.

La sentencia explica que los tres hermanos que discutían con la mujer de uno de ellos nada aclararon en el juicio acerca de la persona o personas causantes las lesiones. El primero sostuvo que no vio la agresión que sufrió su hermano; el segundo dijo que recibió varios golpes cuando estaba en el suelo pero que no puede reconocer a nadie; ambos admitieron que en el lugar había varias personas; y el tercero, agrega la sentencia, afirmó que sólo los dos jóvenes intervinieron, lo que se contradice con una declaración anterior en la que aseguró que sólo uno había participado, y finalmente acabó su declaración indicando que no se acordaba de lo ocurrido y que ignoraba cómo comenzó la pelea.

Los jóvenes relataron que todo comenzó cuando iban en una moto, vieron a una mujer que gritaba y lloraba y observaron cómo un hombre le arrojaba unas llaves, por lo que uno de ellos intervino.

La fiscal reclamó la absolución en el juicio. La acusación particular pedía 3 años de prisión para los procesados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios