El puerto de Cádiz: ideas de futuro y muchas dudas

Las propuestas de la Autoridad Portuaria ofrecen una clara oportunidad para atraer más inversiones a la ciudad

La Autoridad Portuaria ha confirmado esta semana la inversión privada de más de 30 millones de euros en lo que será el mayor hotel de la capital, en Puerto América, con 200 habitaciones y un área de congresos. Dada la notable falta de plazas hoteleras, la noticia ha sido muy bien acogida, sobre todo después del abandono que sufre el edificio Ciudad del Mar desde hace décadas. José Luis Blanco, el presidente de la APBC, también ha planteado llevarse la lonja de Cádiz a El Puerto, a medio plazo, para concentrar toda la actividad pesquera en suelo portuense. Son muchas las empresas del sector que operan en el muelle pesquero, de ahí que no han de desmantelarse las instalaciones hasta que no se concrete el objetivo se que tiene en mente desde hace tiempo: el atraque de grandes yates en un área donde también cabrían el mantenimiento y la reparación de este tipo de embarcaciones. Estas importantes novedades forman parte del plan más ambicioso que pilota Blanco desde que accedió al cargo, que es la integración puerto-ciudad. Pero ello sólo podrá realizarse cuando el tráfico de mercancías se traslade a la nueva terminal, y el anuncio de MSC de unir por tren Sevilla y Sines supone un jarro de agua fría para el futuro comercial del muelle de Cádiz. De ahí que los más pesimistas califiquen los nuevos proyectos para diversificar la oferta como un mal síntoma que acentuará la incertidumbre en el puerto.

El declive de la actividad portuaria viene de largo y los tráficos no acaban de llegar nunca. Aún así, el puerto es hoy el principal motor de la economía de la Bahía, y aprovechar los terrenos ociosos y las posibles inversiones no tiene por qué asociarse a un perjuicio para su actividad más tradicional si se miden bien los pasos y los tiempos. El tirón del turismo que experimenta la capital desde hace unos años es un hecho y las operaciones que plantea la Autoridad Portuaria pueden ayudar a consolidar nuestra oferta de turismo de cruceros. Lo que se echa en falta es una implicación más decidida del Ayuntamiento para saber cuál es su objetivo y cómo propone alcanzarlo, de la mano del resto de instituciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios