La AZOTEA de

El visitante despistado

En la mañana de ayer ya había grupos de jóvenes con los níveles etílicos por las nubes. En Cádiz no había nada que ver carnavalescamente hablando. ¿Y por qué vienen los viernes de la final disfrazados si en la calle no hay absolutamente nada?, ¿quién aconseja a estas personas que vienen de fuera?, ¿nadie les dice cuándo comienza verdaderamente el Carnaval?, ¿por qué vienen tan desnortados? Lo más sangrante es que regresarán a su tierra diciendo que el Carnaval de Cádiz no es para tanto. Y con razón. Hay visitantes que vienen a hacer el mismo botellón que hacen el fin de semana en su ciudad pero en este caso disfrazados. Pero otros, cada vez más, vienen buscando la diferencia. Y la diferencia de la fiesta gaditana con respecto a los demás carnavales es la copla. Y la copla naufraga entre tanto estrépito ensordecedor. Por eso, el que venga, que lo haga con un guía gaditano. De lo contrario, se llevará un chasco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios