Opinión

Jose M. / Vilches / Jmvilches@ / Diariodecadiz.com

"Tengo una semifinal para usted"

NO escribo con lágrimas en los ojos porque soy de Cádiz, y ustedes comprenderán que ni serva de lágrimas le queda a uno, pero el pase de España a las semifinales de la Eurocopa 2008 me hizo dar un grito de alegría que más pareció de dolor. Fueron muchas las citas de impotencia y frustración las que viajaron ayer por los noventa minutos de partido, la prórroga y la tanda de penaltis. No muchas, todas. Pero el viaje eterno en un nuevo 22 de junio dejó de ser fatídico. España ya ha pasado de cuartos de final y con el regusto en la comisura de los labios se puede recordar que en caso de haber perdido el viaje sería de nuevo de impotencia y frustración. Un viaje hacia atrás y hacia adelante. Así es el fútbol. Pero no, pudimos, y personalmente ya me da igual lo que ocurra de aquí al domingo. Hoy se pueden ver todos los telediarios, ojear los periódicos con una sonrisa, oír la radio sin tener que escuchar voces lúgubres que se ahogan en sus propias gargantas. Se ha roto un gafe que tenía atenazado a todo un país. Y se ha eliminado a Italia, un equipo que sólo juega a ganar, un campeón del mundo que mete el miedo en el cuerpo enseñando el escudo de su camiseta. Ganó España, perdió Italia. El guión cambió. Y el fundamental artífice del triunfo histórico se llama Luis Aragonés. El sabio de Hortaleza ha tenido que aguantar mucho. No mucho, todo. Junto a Zapatero y Rajoy, el seleccionador nacional ha sido el único personaje público del país que acudió al programa Tengo una pregunta para usted. Una excusa para poder preguntarle por Raúl una y otra vez. "Tengo una semifinal para usted", puede responder ahora Luis Aragonés.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios