La esquina

Otro reparto

LAS objeciones que planteaba el PP a la decisión del PSOE de designar a su presidente regional, José Moratalla, como presidente del consejo de administración de RTVA se han disuelto como un azucarillo tras una sentada negociadora entre socialistas y populares andaluces.

¿Efecto lógico del renacido clima de consenso entre los dos grandes partidos? Nada de eso. ¿Se ha convencido el PP de que Moratalla, de profesión neurocirujano, es una persona "de reconocida cualificación y experiencia profesional", como manda la ley? Imposible encontrarle al nominado cualificación y experiencia en los medios afectados (radio y televisión públicas).

Los reparos del PP han desaparecido por ensalmo en cuanto el PSOE le propuso crear una Vicepresidencia en el consejo de administración y que la ocupe uno de sus consejeros (del PP). Que la ley de creación de la RTVA no contemple por ningún lado que exista un vicepresidente no parece un obstáculo: se introduce la figura en el reglamento interno del consejo, y aquí paz y después gloria. No hay problemas cuando se quiere de veras... repartirse los cargos e incluso crearlos de nuevo cuño si hace falta a fin de que haya para todos. De hecho, PSOE y PP decidieron también adjudicarse un secretario y un secretario adjunto del consejo, respectivamente, con voz y sin voto, a nombrar entre personas distintas a los quince miembros que componen el consejo.

Vamos a contar la verdad. La verdad es que los partidos parlamentarios utilizan el consejo de administración de Canal Sur para colocar a dirigentes y militantes descabalgados en las luchas internas, amortizados en sus cargos orgánicos o acreedores por servicios prestados en el pasado, que conviven en su seno sin mayores problemas con profesionales de la comunicación más bien simpatizantes de cada bando. Se han producido incluso situaciones esperpénticas en las que se ha hecho consejeros a personas que venían de un cargo público e iban a otro, tan sólo para que el tránsito de unos meses les fuera confortable y la unidad familiar que encabezaban no sufriera una merma de ingresos. Su interés por la RTVA en este ínterin fue perfectamente descriptible.

Con todo respeto para el afectado, y los demás consejeros, lo que ha pasado es que José Moratalla va a dejar de ser presidente del PSOE de Andalucía en el próximo congreso regional y le han buscado una salida para que siga en la política o en la parapolítica. Como hacerlo presidente del consejo de RTVA requería mayoría de tres quintos en el Parlamento andaluz, no había más remedio que pactarlo con el PP, dándole a cambio una vicepresidencia salida de la voluntad de los dos partidos. Y a esto lo llaman pluralismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios