Tribuna libre

María Del Carmen Pedemonte

La razón de la sinrazón

Asombro, sorpresa, desilusión, tristezaý ante la tribuna libre del pasado día 9 que el señor Zambrano, a quien siempre he mostrado respeto, consideración y deferencia fuera el autor de un escrito no ya inesperado, sino sorpresivo. Dirigiendo duras críticas, no a un colectivo, institución o partido, sino de forma individual, en un claro y directo ataque hiriente y personalizado, realmente no sólo me sorprende, sino que me cuestiono, por qué y por qué él. No lo puedo entender.

Si su intención fue herir, ¡prueba superada, señor Zambrano! Nunca ha sido ni será esa mi actitud y mi respuesta hacia su persona. Las pasadas elecciones han traído un cambio de aires a La Isla y otra forma de gobernar. Probablemente, los resultados nos dejaron a todos con un mayor o menor grado de descontento, seguro. Casi un triple empate. Mayoría para ningún partido. Las reglas democráticas han permitido un gobierno estable y renovado, dialogante y abierto a todos los ciudadanos. Gobernamos para todos y con todos, desde la lealtad, la honestidad y la coherencia. Estamos trabajando duro por nuestra Isla y nunca, nunca, por un sillón que muchos ya tenemos sin necesidad de política ni "políticas". No fueron los resultados que cada uno esperábamos. El PP no tiene mayoría absoluta. Yo no soy la alcaldesa. Hemos hecho un legítimo pacto de gobierno, de un gobierno, no de dos gobiernos paralelos. Dieciséis personas trabajando codo con codo por un objetivo común.

Mantenemos un gobierno de puertas abiertas, de confianza, de trabajo. Lo importante es el ciudadano al que servimos, no del que nos servimos. No hemos engañado a nadie ni lo vamos a hacer. Para los populares, sí es sí y no es no. Hablamos claro y mirando a los ojos, porque no tenemos nada que ocultar, disimular o temer. No queremos el tranvía impuesto por la calle Real y lo mantenemos. No entró en el pacto. No vamos a tener nada que ver con su gestión. Si hay tranvía, lo habrá por la clara voluntad andalucista y socialista y sería y será independiente de la posición del Partido Popular. Luego nada justifica renunciar a gestionar por este motivo, salvo para los que quieren ver al PP fuera del Gobierno. Y para eso, cualquier excusa es buena.

Queremos el mejor Peprich posible. Resuelto el problema de las alturas, que está resuelto, nuestro objetivo es la revisión del catálogo. Y lo vamos a hacer. Estamos en ello. No hemos cambiado nuestro compromiso. El resto de promesas populares también siguen en pie e irán viendo la luz hasta 2011.

Quienes admiran o esperan otras alternativas de gobierno, igualmente lícitas, quizás estén inquietos e impacientes. Lo entiendo y lo respeto. Es ésa una cuestión del devenir democrático, igual que lo es el actual equipo de gobierno. Que exista quienes quieren al PP fuera del equipo de gobierno, seguro también. Como existen quienes les cuesta aceptar las reglas del juego democrático. Pero a ésos ni les pedimos un margen de confianza, ni siquiera el beneficio de la duda, porque la intransigencia o radicalidad no pasa por ahí.

Tenemos un compromiso con todos. Nos toca trabajar y lo estamos haciendo. Sigo sin ver las razones de su escrito. Lo lamento. Mi teléfono, mi correo, mis puertas, siempre han estado y seguirán estando abiertas para usted, aunque parezca una sinrazón, pero es la razón de Carmen Pedemonte: la lealtad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios