Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Nos querían envenenar

A los dirigentes actuales del Ayuntamiento se les ha soltado el vientre cuando han ido a declarar al juzgado

Recordarán el chiste: roban en un convento y la policía reúne a todas las monjas para interrogarlas sobre lo sucedido. Según iban preguntando se repetía desde el fondo un grito: "¡Y nos querían envenenar!". Así una y otra vez, hasta que el inspector le pide a la monja que explique el asunto: "Sí, después de robar dijeron: y ahora les echamos un polvo". Pues algo así es el asunto de Loreto. Mucho ruido y pocas nueces. Tanto jaleo para concluir que ni una sola persona fue atendida por alguna dolencia estomacal de resultas de ese suministro de agua en mal estado. No sé si lo que pasó es que el anterior Equipo de Gobierno quería envenenar a la población, si estuvo una semana suministrando agua en mal estado a sabiendas o si fue un calentamiento político en una asamblea vecinal. No sé si había agua estancada en una finca de Ortiz Echagüe o se abrieron las válvulas equivocadas en los Depósitos de Tabaco. No sé si la UCA o el SAS actuaron adecuadamente, si los anteriores gestores de Aguas de Cádiz procedieron sin la cautela necesaria o con una maldad manifiesta. Lo cierto y verdad, si nos atenemos a los hechos (just the facts aconsejan los americanos) es que no hubo ni un solo afectado, más allá del engorro que supone tener que estar diez días sin suministro de agua potable en casa y del coste económico que supuso para la empresa y los vecinos. Es probable que no hubiera una gestión diligente pero me da la sensación de que todo este asunto es más que otra cosa una desmesura política, una sobreactuación como hacen los actores malos. Las bacterías coliformes no encontrarán señoría en mí, de mi vientre para dentro mando yo, que diría ese excelso poeta, cumbre de las letras patrias que es José Vicente Barcia, nuestro ilustre vate y querido convecino, como se decía de Pemán. No hay noticia de un aumento de las ventas de papel higiénico en la zona ni se sabe nada de atendidos en el Centro de Salud o en urgencias del Puerta del Mar, pero el revuelo de antes y de ahora es de primera magnitud, salvo que te convoquen a la puerta del juzgado para solidarizare con el alcalde como si fuera un sedicente independentista. A quienes sí parece que se les ha soltado el vientre es a los dirigentes actuales del Ayuntamiento de Cádiz cuando han ido a declarar al juzgado. Ecoli de carácter penal, parece todo eso. Hay gente muy valiente en una asamblea vecinal que ante el juez reculan a una velocidad de vértigo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios