EL CONSILIARIO

El pleno del Consejo no se cierra

El hombre es el único animal que tropieza dos veces. El martes lo demostró el Consejo de Hermandades, con su presidente Miguel García a la cabeza, que por segunda vez pretendía celebrar los plenos a puerta cerrada. García llegó hace unos meses al cargo con un discurso que pretendía mejorar la relación con los medios de comunicación. Una vez llegado al cargo, en su tercera intervención ante los hermanos mayores ya ha propuesto que en los plenos "no entre la prensa", contra quien se pronunció en el anterior pleno. La época de los plenos privados no es de grato recuerdo, y la votación no aprobó el cierre. Para algunos deben ser los periodistas el principal problema de la gestión del Consejo o el motivo por el que continuamente no se aprueban las propuestas de la permanente. Por cierto, once hermanos mayores respaldaron la iniciativa de cerrar las puertas, ¿saben ya quiénes fueron?...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios