El día en imágenes

Tres muertos que se podían haber evitado

Efectivos del cuerpo de bomberos aparecen entre los escombros del edificio derrumbado el sábado en el centro de Santander en el que tres personas han muerto y varias han resultado heridas. El hallazgo en la jornada de ayer de los cadáveres de dos personas que permanecían sepultadas bajo los escombros elevó a tres el balance final de víctimas por el desplome del edificio en la Cuesta del Hospital. Los tres fallecidos son Gumersindo Colmenero, de 73 años de edad; su hijo Jesús Manuel Gómez, de 52 años; y Teodoro Raúl Monzón Flores, ciudadano argentino, de 76 años, que residía con ellos en la misma vivienda, ubicada en la buhardilla del edificio. Autoridades políticas y asociaciones vecinales lamentaron hoy no haber tomado medidas con anterioridad, dada la situación de degradación de dicha zona de la capital cántabra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios