Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

El meneíto

La reacción del PP podríamos calificarla de ataque de cuernos. Otros han resuelto problemas que ellos dejaron

La debilidad de Carlos Díaz y la configuración de la provincia terminaron con la creación de cuatro campus, como si la provincia fuera la California que nos anunció Borbolla. El recordado rector José Luis Romero Palanco impulsó el campus de Puerto Real en contra de la opinión del alcalde y de muchos sectores ciudadanos. El 28 de octubre de 1990 Fernando Quiñones escribió en sus Mijitas del Freidor un contundente artículo donde rechazaba el traslado de centros universitarios a Puerto Real. En aquel momento yo apoyé la postura de la comunidad universitaria y ahora tengo que reconocer que Quiñones tenía razón y yo estaba equivocado. Hubiera sido mejor un campus urbano con la vida universitaria dentro de la ciudad y no en medio de la nada. Este recuerdo viene a cuento por el acuerdo alcanzado entre el alcalde y el rector para la permuta de edificios y para darle utilidad (lo que los cursis llaman "poner en valor") a otros. Me parece un buen acuerdo. Se completa el proyecto defendido durante la última campaña de las municipales por el PSOE para formar un cinturón universitario en el borde del Casco Antiguo. Eduardo González Mazo, de Cadi Cadi (El Recreo Chico) va a terminar este año su periodo de gestión con la proyectada ubicación de Ciencias de la Educación en Valcárcel, la rehabilitación del Colegio Mayor y el Olivillo así como el traslado del Rectorado a un edificio noble. Queda la antigua Escuela de Ingeniería y un uso para el edificio de Náutica. De resultas del acuerdo se puede resolver el Teatro Pemán ( o como quiera llamarlo el Equipo de Gobierno) y la pérgola, que dejó el PP mangas por hombro. Habrá que ver los usos de la pérgola porque no parece muy apropiado los que se han señalado sino más bien para algún chiringuito, que España es un país se bares. La reacción del PP podríamos calificarla de ataque de cuernos ya que otros han resuelto los problemas que ellos dejaron aunque no menos ultrajado ha quedado el delegado de Urbanismo, el último en enterarse, a pesar de ser asunto de su competencia.

De rebote se le dota de contenido a la Casa Iberoamérica y estaremos a ver qué solución se le da al actual Rectorado, donde estuvo la sede del Movimiento. Dicen que quieren que sea como la Casa Encendida de Madrid aunque le podrían poner el Meneíto, que es como se le llamaba en Cádiz. Eva Tubio, Chavales y Chavalas, puede promover algún plan que termine con un despacho para Paco Cano en la planta noble. Incluso la redacción de El Tercer Puente, órgano oficioso del Ayuntamiento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios