La AZOTEA de

Pedro-M. Espinosa / Pespinosa@ / Diariodecadiz.com

El llanto del mito

EL mejor tenista de la historia es humano, tiene sentimientos y no se cansa de ganar. No quiere formar parte de la leyenda como el número uno de forma oficiosa. Pretende superar los 14 grandes logrados por Pete Sampras. Por eso lloró al perder con Nadal, su amigo, su bestia negra, el coloso que ayuda a engrandecer su figura a la vez que le resta gloria y títulos a raquetazos zurdos. Lo hizo de impotencia, sin pudor, ante todo el mundo. Fue tan sentido su dolor que conmovió incluso al vencedor, a un Nadal que le ha tomado la medida y que ya no sólo le derrota en pista lenta, sino que rompe su hegemonía en la hierba de Wimbledon o Melbourne. Federer, con sus golpes perfectos, su semblante pétreo y su estilo casi robótico, demostró ayer que es el mejor porque 13 títulos de Grand Slam le saben a poco. Ve cercana su retirada. No se cansa de ganar pero sí de perder. Disfrutemos este año con su juego, por lo que pueda pasar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios