Tribuna

Marcos / Zilbermann

El humor

"El humor es la manifestación mas alta de los mecanismos de adaptación del individuo". Sigmund Freud

LAS risas de los jovencitos y jovencitas de Filosofía llenaron el aula número dos del Aulario de la Bomba cuando le pregunté al dibujante Quino, el padre de Mafalda, si no consideraba que el humor, en último término, siempre es de derechas. El maestro se salió por la tangente, mezclando conceptos y sin argumentar nada dijo que no.

Cuando terminó la conferencia, varias personas, que ya no tenían edad de estar en la Universidad, se acercaron rápidamente para decirme que mi pregunta era pertinente y que se podía haber abierto un debate interesante. Lo que no comprendían, al igual que yo, era la risa de los estudiantes. Frases por el estilo se sucedieron rápidamente en el corrillo hasta que una mujer se radicalizó en las consideraciones y dijo:

-Tú te referías a cómo casar la triste realidad de la Argentina de aquellos años, con los asesinatos de las dictaduras militares y el humor burgués de Quino .

- Bueno, por ahí iba la pregunta. Aunque en principio la hice de un modo genérico y no particularizando en la situación concreta de Quino y Argentina. Después, cuando me respondió con lo de los militares y demás tonterías, me entraron ganas de hurgar en la herida, peroý ¡psa!ý No quería discutir. He venido por la curiosidad de conocer y homenajear al dibujante que tanto hizo sonreír a la juventud de mi época. Quino es un hombre entrañable. Por eso, cuando vi que no contestaba la pregunta, le di mi apoyo argumentando que por lo menos su humor nos hizo pensar y que si patatín y que si patatán. Tampoco estábamos ahí para darle un disgusto a Quino.

Nos saludamos, cada uno tiró por donde quiso, y yo me fui a jugar al dominó. Pero me quedé con la interrogante: ¿Por qué se rieron con mi pregunta los estudiantes de Filosofía? No lo sé. A mí me llamó la atención. Su risa me molestó. ¿Era tan estúpida mi pregunta? ¿Era más estúpida que la del estudiante que le dijo que si no creía que era humorista porque era descendiente de andaluces y los andaluces eran graciosos? O al contrario ¿Les pareció una pregunta atrevida? ¿Irrespetuosa?

¿Les pareció una insensatez? ¿Quino de derechas? ¿Pero que le está preguntando éste? No debe haber leído las tiras de Mafalda. ¡Quino es de izquierdas! ¡Y muy de izquierdas! ¡Bah! Debe ser un despistado.

Si nos fijamos en la frase del encabezamiento del artículo, el psiquiatra vienés nos habla de adaptación, y ¿qué es adaptarse sino aceptar la realidad y no luchar contra ella para cambiarla? Por eso hice la pregunta. El humor de Quino fue una válvula de escape que en la Argentina de Videla conseguía que al terminar una tira de Mafalda, sonrieras y no te echaras a la calle con un Kalachnikof.

Al final llegué a la conclusión de que si los estudiantes se rieron es porque les cogió de sorpresa mi pregunta, lo cual quiere decir que nunca pensaron en esta cuestión. La olla a presión no explota porque tiene una válvula de escape y el que murió en la cama, según dicen, se sabía todos los chistes que contaban sobre él en España.

A una pregunta del presentador, Quino respondió, flojito y dubitativamente, que él era de izquierdas. Entiendo sus dudas. El sabe que no es verdad, por mucho que se meta con Bush y la guerra de Iraq. El es un burgués y su humor es burgués. Todo lo liberal que ustedes quieran. Pero burgués. Por eso su humor se edita y tiene éxito en los países desarrollados. Y le puede gustar incluso a las lectoras del Telva. Recuerden la respuesta a la pregunta sobre el chiste de El Jueves del príncipe Felipe y la princesa Letizia: "Las cosas de mal gusto no me parecen bien". Más burguesa no pudo ser. Quino es, aunque no lo sepa, un burgués. Como todos los que estábamos allí, estudiantes, presentador y catedráticos incluidos. Y no se ofendan. Una cosa es lo que tú te crees que eres y otra es lo que de verdad eres.

Porque ahora hago otra pregunta: ¿Sabemos en qué parte del arco político estamos situados cada uno de los que estábamos escuchando la charla? A primera vista es fácil. Allí se criticó a Bush, a la guerra de Irak e incluso de pasada se nombró a Rajoy. No cabe duda. Éramos un público de izquierdas. En ese aula aparentemente todo el mundo era orgullosamente de izquierdas. Pero ¿estamos seguros? Ser de izquierdas no es llevar una kafiya como bufanda cuando hace frío.

Europa, de momento, es burguesa. Liberal o conservadora, pero burguesa. Esas son las dos opciones. Bien alimentada y satisfecha de sí misma. Capaz, hasta ahora, de absorber y dar de comer a la emigración y consiguiente marginación que le está llegando. Porque ni siquiera en ese "lumpen" se adivina una futura izquierda. Y en la juventud española ¡qué decir! Habrá de todo, pero la mayoría no saben ni dónde está de pie. Como diría un marxista, alienados. Me cuenta mi amigo Manolo Ramos que el 22 por ciento de los estudiantes universitarios no lee un libro al año.

La risa de los estudiantes fue una válvula de escape que le quitó toda posible trascendencia a la pregunta y a mí las ganas y la ilusión de discutir. Ya digo, me fui a jugar al dominó a la peña Los Dedócratas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios