De tacón

Hugo / Vaca

¿Les gusta el fútbol a los directivos arbitrales?

CADA jornada que trascurre está salpicada por las polémicas arbitrales, algo habitual por la pasión con la que se vive el fútbol, y en infinidad de ocasiones se busca en el colegiado de turno al causante de los malos momentos o de los fallos propios. No es menos cierto que estos toman decisiones equivocadas y que en momentos determinados perjudican, siempre partiendo de la base de que pitar es muy complicado. No dudo el conocimiento del reglamento por parte de los árbitros, pero si tengo estas dudas a la hora de interpretarlo y más aún cuando toca aplicarlo. Me parece una aberración que tratándose de ser juez de este deporte, aquellos jóvenes que puedan tener la inquietud de ser árbitro cuando tengan una edad adulta no puedan ir formándose como tales si tienen licencia federativa como futbolista. Esto quiere decir que los chicos que deseen ser árbitros tienen que abandonar la práctica del fútbol, o solamente jugar con los amigos, cuando sería más formativo que los propios jugadores jóvenes tengan experiencia en el arbitraje, para ir conociendo y transmitiendo la serie de dificultades que tiene este mundo. Que con el tiempo ya se irían decantando por hacerse profesional del fútbol o del arbitraje si reúnen las condiciones necesarias para una u otra profesión. Las cosas se conocen mejor cuando se está adentro. Si a esto le sumamos la experiencia de educadores del colegio de árbitros, podríamos tener los futuros colegiados mejor formados. Todo esto es necesario con el beneplácito de los dirigentes del colectivo arbitral, que en la tarea de captación, no creo que hayan buscado este tipo de solución ya que de ser así ahora no se tendría el déficit existente ante la cantidad de partidos que se disputan cada fin de semana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios