SE ha tardado más de cuarenta años, pero por fin se le ha retirado a Franco, el dictador y genocida, el título de Alcalde Honorario de la ciudad y la Medalla de Oro del municipio. ¿Qué méritos atesoraba este individuo para merecer tales dignidades? Pues haber detenido, torturado y asesinado a multitud de portuenses, y haber destruido y sumido en la miseria y en el hambre a cientos de familias durante los negros años de la posguerra. Pero a los fascistas de la Falange no les importaba nada de esto y, siguiendo el culto a la personalidad de todas las dictaduras, aprobaron en Plenos del Ayuntamiento -donde no había ni un solo concejal elegido democráticamente-, estas distinciones. Esta vez no ha habido exabruptos peperos, sólo una significativa abstención que demuestra que la derecha sigue manteniendo un cordón umbilical político y sentimental con el franquismo. El voto en contra de Gago, o sea, su apoyo a homenajear a un dictador, sólo demuestra, una vez más, la falta de ética de este personaje.

No se entiende que los mismos que utilizan al terrorismo como arma electoral, acusando a todos los que no piensan como ellos de ser cómplices de los terroristas, no sean capaces de condenar al mayor terrorista que ha existido en nuestro país. Si ETA es culpable de asesinar a mil personas y secuestrar a decenas, Franco asesinó a cientos de miles y secuestró (¿o cómo se pueden llamar a los campos de concentración?) a otros tantos. Aquí mismo, en el Penal de El Puerto, miles de personas estuvieron secuestradas sin juicios, o con juicios sumarísimos sin ninguna garantía legal, soportando hambre, miseria, torturas y humillaciones. Pero pretenden que lo olvidamos.

¿Se imaginan ustedes que en Alemania hubiera ciudades que mantuvieran a Hitler como Alcalde Honorario, o calles con su nombre? Aquí todavía se mantienen calles y barriadas con los nombres del dictador o de algunos de sus más fanáticos seguidores. ¿Cuándo se retirarán los nombres de los facinerosos que se alzaron contra el Gobierno democrático de la República? ¿Cuándo se quitarán de la galería del Ayuntamiento los retratos de los Jefes del Movimiento que usurparon durante cuatro décadas el puesto y funciones -tras su asesinato- de los alcaldes elegidos democráticamente en la República?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios