Las fechas del Carnaval

Un mes de enero sin Carnaval sería aburridísimo. Y no quejarse, porque todavía puede ser peor

Estamos en otro sinvivir. A estas alturas, no se sabe si habrá elecciones catalanas en enero de 2018, con permiso de Rajoy y del Senado. Y tampoco está claro si el Carnaval de Cádiz empezará el domingo 7, el lunes 8, o el martes 9 de enero. De momento, han pedido a las asambleas de los diferentes colectivos que traten este espinoso asunto, por aquello de la participación. Y ustedes no se rían, que es un asunto muy serio. Hay que tener en cuenta las circunstancias: cuando empieza el Carnaval se paraliza la vida en medio Cádiz, mientras que en el otro medio ya está paralizada todo el año. Así que conviene saber si queda algún día libre después de comer el roscón de Reyes.

Tampoco se rasguen las vestiduras del Belén viviente porque empiece el 7 de enero. Coincidirá con las rebajas. Y, además, que todo hay que decirlo. Con esa anticipación precoz, el alcalde González y la concejala Romay cubrirán dos objetivos: 1. Decir que el Carnaval de fechas fijas era bueno, a pesar de que los malos se lo cargaron. 2. Cubrir la programación del Gran Teatro Falla en enero, que es un mes en el que está todo el mundo tieso y subiendo cuestas. ¿Habrá algo más sugestivo que una sesión de Carnaval después de la Navidad? Así aprovecharán el mismo alumbrado, sin necesidad de pedir un bono social para pagarlo.

Hay muchas ventajas con un Carnaval tempranero. La principal es que se acaba antes, y queda más tiempo para perfilar actuaciones en los pueblos, en el Liceu de Barcelona, o donde sea. Por otra parte, ¿no se han dado cuenta de las ventajas adicionales? Por ejemplo, organizar los ensayos generales como si fueran zambombas. ¿Para qué imitar a Jerez? Si lo nuestro es el Carnaval, se pueden combinar ambos eventos. Los pestiños son unos dulces multiusos, que valen para todo: para la Navidad, para el Carnaval y para la Cuaresma.

Dicen los entendidos (suponiendo que alguien entienda esto) que el concurso del Carnaval necesita una revisión a fondo. En Cádiz se aspira a revisar todo. Lo mismo pasa con la carrera oficial de la Semana Santa. ¿En qué quedamos? Lo suyo es pedir que se cambie algo, lo que sea. En el concurso del Falla es imposible contentar a todos, por lo cual será mejor que salga el sol por oriente, como la estrella, y que inviten al palco del teatro a los Reyes Magos.

Un mes de enero sin Carnaval sería aburridísimo. Y no quejarse, porque todavía puede ser peor. Algunos hablaban de empezar antes de Navidad. A todo se llegará, con un poco de prudencia y calma.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios