Más enemigos para la monarquía

Papá Noel se ha visto despojado de su condición de principal enemigo de los Reyes Magos. Sus sucesores son unos politiquillos que, con desmedido afán de provocación, convirtieron a una drag queen en la gran protagonista de la cabalgata vallecana del 5 de enero. Politiquillos de esos que se autodenominan progresistas, abanderados de un progresismo que solo cabe entender entrecomillado. Esa medida, que dejó a los niños de Vallecas, a Melchor, a Gaspar y a Baltasar como actores secundarios, resultó tan injustificable como lo sería, en años venideros, colocar el cartel de gran atractivo de tan magna cabalgata en su versión gaditana, por encima de los tres Magos de Oriente, a las nietas de las majorettes de Montpellier y Mont de Marsan que durante las Fiestas Típicas de Cádiz del tardofranquismo hicieron las delicias de los machotes de la ciudad, extasiados por la habilidad de aquellas franchutes para manejar la varita.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios