LÍNEA DE FONDO

Diego / Marchán / Dmarchan@grupojoly.com

Esos domingos de todo o nada

La grada del Carranza necesita emociones fuertes, ya sea rozando el ascenso o luchando por salir del pozo

PUEDE parecer una locura lo que les voy a decir, pero no quiero ni imaginarme que el resto de la temporada para el Cádiz sea un paseo por tierra de nadie. No es que dé por perdidas todas las opciones de acercarse a los de arriba ni mucho menos que quiera ver a los amarillos rondando peligrosamente la zona baja de la tabla, pero es que los seguidores cadistas no estamos acostumbrados a esto.

La grada del Carranza necesita emociones fuertes, ya sea rozando el ascenso o luchando por escapar del pozo. Exige partidos de lucha e intensidad, a falta de buen fútbol. Un final de Liga como el del año pasado, con un equipo apático que no se jugaba nada y una grada desilusionada con los suyos, sería ya demasiado castigo para una afición que empieza a cansarse de sinsabores y que quiere recuperar esos excitantes domingos que hicieron grande al estadio gaditano tiempo atrás. Y este Cádiz, que da una de cal y otra de arena, recuerda demasiado a ese equipo que se arrastró como alma en pena hasta junio y que propició una lenta sangría de deserciones. El que logró lo más difícil, que ya no se hablara de ellos ni para bien ni para mal y que los aficionados desearan que la temporada concluyera a mediados de marzo. Un Cádiz, en definitiva, nada fiel a sí mismo.

Por aquí somos muy dados a oscilar entre la euforia desmedida o el pesimismo más absoluto, y si la semana pasada casi crucificamos a Calderón por su planteamiento en Salamanca, después del partido ante el Alavés el técnico gaditano y sus jugadores parecen más altos y más guapos que antes, Natalio es como Kaká pero más bajito y Bangoura deja en pañales al mismísimo George Weah en sus mejores tiempos. Ni tanto ni tan calvo, amigos. Lo que es menester es que el equipo por fin rompa a ganar tres partidos seguidos, que capacidad para ello tiene de sobra, y aunque el sueño de Primera vuelva a quedar descartado en junio aficionados, técnicos y jugadores crean en él hasta el último partido. Con eso sí nos conformamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios