La crisis interna del PSOE de Jerez

L A alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, atraviesa sin duda por el momento más delicado de su trayectoria política. Más allá de recalcar que es falso que el PSOE le haya forzado a anular el aumento de sueldo de su jefe de gabinete -al cierre de esta edición ni la ejecutiva regional ni la provincial lo desmintieron, pese a la insistencia de la regidora- ayer reconoció que incluso ha pedido "amparo" a su partido ante lo que considera "una maniobra congresual vil y cobarde" con la que sus adversarios, asegura, pretenden anular sus opciones ahora que se abre el periodo de congresos en el PSOE. Así dice que se lo ha transmitido a la dirección socialista y lo inexplicable es que esto le suceda a una regidora que logró la mayoría absoluta hace apenas 15 meses. No hay que pasar por alto que, desde que se hizo con el poder orgánico del PSOE de Jerez, en 2004, su liderazgo ha sido cuestionado por parte de sus propios compañeros de filas, y si hasta las pasadas elecciones la bronca con Pacheco solapó esta lucha intestina, lo cierto es que desde que se alzó con la mayoría absoluta a nadie escapa que el peso específico que obtuvo tras derrotar al PSA en las urnas se ha visto en entredicho en tiempo récord. Basta recordar que en las pasadas elecciones andaluzas y generales no logró situar a ninguno de sus más leales colaboradores en las listas al Parlamento y el Congreso. Por tanto, a nadie sorprendió que hayan sido otros y no los de su cuerda los que han ido ocupando todos y cada uno de los cargos institucionales obtenidos en las urnas. Con su imagen desgastada incluso entre parte de sus colaboradores debido a la polémica subida de sueldo del jefe de su gabinete (escolta suyo la pasada legislatura), la alcaldesa ha reaccionado, pero ya de poco le ha servido. Independientemente de la lucha intestina, el Ayuntamiento de Jerez no deja de ser noticia por hechos bastante graves. Pilar Sánchez ha anulado el incremento salarial de su jefe de gabinete, aunque demasiado tarde. Su partido ha dejado claro que la contención en el capítulo de gastos de personal es prioritaria y que por lo tanto no podía compartir su decisión. Ahora está por ver que la alcaldesa jerezana sea capaz de lograr la cuota de poder orgánico que, según sus legítimas aspiraciones, entiende que le corresponde.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios