El control de Onda Cádiz

Todo parece de locos, si no fuera porque han empezado los movimientos para las elecciones de 2019

Es curioso que en Cádiz sólo han organizado una gran coalición de PP, PSOE y Ciudadanos para controlar Onda Cádiz. En los tiempos del PP, la oposición del PSOE cuestionaba la utilidad de la televisión pública gaditana, que puso en marcha Jorge Moreno, a la que acusaban de ser como un juguete de Teófila. Con el tiempo, se ha visto que allí trabajan muy buenos profesionales (lo sé por experiencia), y que sin su aportación habría una parte coja en la información audiovisual de la ciudad, más aún en el Carnaval, la Semana Santa y el Cádiz CF. Pero a los políticos locales, naturalmente, les importa poco si la información es buena, o útil, o necesaria. Tan sólo les interesa las veces que salen ellos mismos, y se les nota demasiado.

El cambio tiene que ver con las elecciones municipales de 2019. Cuando el PP perdió el poder, fue elegida presidenta María Fernández-Trujillo (de Ciudadanos) y consejero delegado David Navarro (de Podemos). Pronto se vio que sólo mandaba el consejero delegado, si bien es cierto que mantuvo al director gerente, Joaquín Castro, que ejercía desde los tiempos del PP. Aunque entonces había un director informativo (el último fue Juan Carlos Jiménez Laz), cargo que se ahorraron, al suponerse que la televisión local la puede dirigir alguien que no sea director informativo. Ahora se han cargado al director administrativo (por motivos, evidentemente, no profesionales), y van a convocar un concurso entre funcionarios.

Todo lo que ha pasado demuestra lo peor: no piensan en Onda Cádiz como una BBC a la gaditana; esto es, una televisión pública en la que predomine la profesionalidad. Sino que unos y otros lo que intentan es controlarla. Curiosamente, el socialista Fran González ha sido señalado por David Navarro como el conspirador del cambio. Curiosamente, el mismo Fran que puso a Podemos en el poder municipal. Curiosamente, el mismo Fran que instigó la reprobación de David Navarro. Curiosamente, el mismo Fran que pasaba por ser el enemigo público número 1 de Onda Cádiz, en los tiempos que insinuó que lo mejor era cerrarla. Curiosamente, Fran ni siquiera pertenece al Consejo de Administración. Curiosamente, Fran es situado por David (que no lo traga y no lo disimula) como de ideas próximas al PP, aunque en las refriegas del PSOE se significó como fiel a Pedro Sánchez y en la Diputación está con la susanista Irene García.

Todo esto parece de locos, si no fuera porque han empezado los movimientos para las elecciones de 2019. Lo que ha ocurrido nos da pistas. Comienza el ruido de sables.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios