El pelotazo

José / Guerrero / 'Yuyu'

El catetismo pretérito

TOCA visita al Ferrol, ciudad "descaudillada" ya desde hace tiempo. Toca ganar, para relajar el cuerpo y la mente del cadismo. Cierto es que a estas alturas casi nadie en la Tacita piensa en el descenso, principalmente porque los puntos de ventaja sobre los del averno parecen suficientes, aunque no hay que confiarse. Esto de los tres puntos por partido te suben o te hunden en dos jornadas y, a estas alturas, el tiempo para la reacción escaso. Y para colmo la tele. Se empeña en no dar ni un partido del Cádiz fuera. Bueno, para ser sincero, es cierto que ha dado alguno, pero con menos interés que los cuartos de final de la OTI. Ahora que llegan los partidos con cierto encanto (aunque sea para pelear por salvarnos del descenso) nos tenemos que tragar a esa hora una película de indios, que ahí si que se sabe quien va a ganar.

La verdad es que esta temporada está costando tela mostrar un mínimo de interés en el seguimiento del Cádiz. Ni los resultados ni la clasificación han invitado a ello. Este equipo no está hecho para vagabundear en Segunda División. Eso no significa que nadie valore la dificultad de ascender (si no que se lo digan al Sporting de Gijón, uno de los históricos al que ya ven lo que le está constando retornar a Primera). Lo he dicho cientos de veces, pero lo repetiré una mas; aquí no se exige ascender, se exige pelear para ascender. Todo lo que no sea eso se puede perdonar una temporada, todos somos humanos y tenemos días mejores y peores. Pero si eso se va a convertir en una rutina de varios años... mal lo llevamos. Los cadistas de siempre estarán ahí de por vida, pero ante la papeleta de ver domingo sí y domingo no un partido sin interés ninguno siempre habrá alguno que vuelva al madridismo o barcelonismo de toda la vida. Ya pasamos por época francamente "catetiles" en Carranza, épocas que yo creo ya superadas por fortuna. Aquel gol de Ronaldo en el primer partido de retorno a la liga de las estrellas sembró el silencio en Carranza, cuando en años no muy lejanos se habría escuchado un GOOOOOL brutal y el cielo se hubiera llenado de boinas al viento para celebrar el gol merengue.

Para no volver a todo esto, toca volver a ilusionar a la gente. Toca acabar la temporada de forma digna y no a lo justito. Lo justito se celebra en primera como un milagro, en segunda es un mamarracho de dimensiones colosales. Para no volver a la época del "garrulismo" toca ver qué jugadores son merecedores de llevar esa camiseta y quienes no. Por más que se diga que el cadismo es fuerte, cuando las cosas no van bien la gente se aburre. Basta ver los años de Segunda B. Un campo semivacío que presentaba llenos espectaculares cuando había liguilla o posibilidad de conseguirla.

Por favor, no volvamos a desesperar al personal, que ha costado muchos años volverlos a enganchar. Para evitar tentaciones, vamos a ganar hoy en Ferrol y vamos a creer que esta será la primera de muchas alegrías para el cadismo, porque lo contrario da hasta miedo de pensarlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios