Editorial

En la capital del comercio

CÁDIZ ha tenido una histórica importancia comercial, que se podrían remontar hasta el tiempo de los fenicios. Pero es cierto que, en los últimos años, los esfuerzos del comercio, que sigue teniendo un papel importante en la economía y el empleo de la capital gaditana, se han tropezado con grandes dificultades. Los últimos datos que ha difundido la Junta de Andalucía, a través del programa Hacia Cádiz 2012, de la Oficina de Rehabilitación, apuntan que el 28 por ciento de los locales comerciales del casco histórico están vacíos, un problema que tiene especial incidencia en zonas venidas a menos, como los barrios de Santa María y San Juan. En el centro de la ciudad, donde las franquicias y tiendas de marcas han copado la mayoría de los locales, se da un fenómenos semejante al de otros centros históricos; es un caso habitual en la mayoría de las ciudades europeas. Pero en otras ciudades esa estandarización de la oferta comercial, que mimetiza las tiendas de la mayoría de las ciudades, ha sido compatible con una especialización del comercio local. El diagnóstico, en el caso de Cádiz, es muy claro. Ha influido negativamente la pérdida de población y la apertura de grandes superficies que trasladan a muchas personas de la capital y toda la Bahía otros municipios del entorno, pero sobre todo el principal problema es el estancamiento de la oferta, la falta de alternativas para superar las crisis, que en el comercio, como en otros sectores de la economía, suelen ser cíclicas. Cádiz necesita más y mejor oferta comercial para atraer a clientes de otros municipios, como ocurría en otros tiempos. La modernización es imprescindible, así como la especialización temática, que se podría plantear en barrios como el Pópulo, donde ya hay un intento, Santa María, Mentidero y la Viña, entre otros. El diagnóstico del programa de la Junta es bastante certero y las propuestas que plantea son razonables y oportunas. La colaboración de las instituciones, en la que también está implicado el Ayuntamiento, debe contribuir a que Cádiz sea una verdadera capital del comercio, como uno de los objetivos básicos para 2012.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios