La ciudad y los días

Carlos Colón

¿25 años no bastan?

BAJO el ojo del puente constitucional e inmaculista, justo en su centro de hoy, encuentro casi seco el cauce que debería sumar saberes "ilustrados" (constitucionales, educativos) y "tradicionales" (religiosos, simbólicos). Educación y religión -escribió Pasolini hace más de 30 años- pertenecen a "aquel mundo humanístico del pasado que constituye un impedimento a la nueva revolución industrial". Volveremos sobre ello. De momento ocupémonos de los datos del Informe PISA, la evaluación del sistema educativo más prestigiosa del mundo, hechos públicos esta semana; y de la respuesta que desde la Junta se les ha dado.

Andalucía ocupa la posición 37 en competencias científicas, comprensión lectora y capacidades matemáticas. Estamos en algunas materias dos puntos por debajo de Turquía, el 36,8 por ciento de los jóvenes andaluces deja de estudiar después de los 16 años y los nuestros son los peores resultados de entre las comunidades autónomas evaluadas: Andalucía es la única región que está por debajo de la media española que, a su vez, está por debajo de la media de la OCDE. La consejera de Educación ha contestado que estos datos, que además relativiza, se deben "al retraso histórico que tiene la comunidad"; y que se solucionarán cuando pasen "algunas generaciones", el nivel sociocultural de la comunidad se asemeje al del resto del país y ello repercuta en los resultados académicos.

Si en toda la historia democrática de Andalucía ha gobernado el PSOE, y si la autonomía da a la Junta competencias educativas, ¿a quién se le pueden exigir responsabilidades por el constatado fracaso educativo andaluz? ¿Al "retraso histórico" que dice la consejera? ¿Y hasta dónde habría que retroceder para dar con la causa de este retraso, si 25 años no le bastan? ¿Hasta Franco? ¿Hasta Fernando VII? ¿Hasta Felipe II? ¿Hasta los Reyes Católicos? ¿Hasta Abderraman III? ¿Hasta Recaredo? Si la consejera tiene un singular sentido de la responsabilidad, aún más lo es su sentido del tiempo, ya sea buscando responsabilidades en el pasado o fiando la solución a un futuro tan remoto que abarca "algunas generaciones". ¡Dios santo! ¿Cuántas generaciones habrán de pasar para que Andalucía no sea la última de la clase? El cuarto de siglo que el PSOE lleva gobernando nuestra comunidad no parece bastarle a esta señora para remediar su "retraso histórico". Por ello pide nada menos que "algunas generaciones" más de tiempo para remediar la cosa. Si se tiene en cuenta que el controvertido concepto de generación suele abarcar un arco temporal de 15 años, largo nos fían la solución al fracaso educativo español y andaluz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios